Homicidio
Referencial de archivo
23 Sep 2020 12:08 PM

Tres muertos deja nueva masacre en Huila

Los hechos vuelven a ocurrir en la vereda el Quebradón.
Yamileth
Diaz Peña
@Yamilethdiazp

No cesan los hechos de violencia en el municipio de Algeciras (Huila). Se conoció que sobre las nueve de la noche de este martes, hombres armados llegaron hasta una finca de la vereda el Quebradón, en el sur de esta población, para asesinar a un hombre identificado como Jimmy Betacourt, su hijo Alejandro Betancourt (25 años) y un trabajador de la finca, de solo 17 años de edad.

El hecho ocurrió en la finca de Álvaro Barrera, quien había salido desplazado de la zona hace unos días por hechos de violencia y en donde también varias personas fueron asesinadas. Ante la crítica situación, la finca fue cedida para trabajarla en compañía con Jimmy Betacourt, quien estaba en dicha propiedad donde fue asesinado.

Lea también: Autoridades atribuyen a retaliación del narcotráfico, el ataque en que murió un policía

Lo grave de la situación es que Nencer Barrera, hijo del propietario de la finca, denunció en RCN Radio que “en la zona ha estado el Ejército desde hace varios días y aún así continúan sucediendo casos de inseguridad”.

“El culpable es directamente el Estado, porque desde que han ocurrido estos hechos no ha sucedido nada”, precisó Barrera

Según se conoció, las autoridades habrían llegado a la zona a realizar el levantamiento de los cuerpos y estarían adelantado las investigaciones pertinentes frente a este crimen.

Lea aquí: Varias familias de Balboa, Cauca, fueron desplazadas por grupos armados

En el municipio de Algeciras la zozobra e inseguridad se continúa presentando en esta población, ubicada en límites con el departamento del Caquetá. Allí se han presentado de manera reiterativa asesinatos de excombatientes, líderes y campesinos, sin lograr mayores resultados de quiénes estarían detrás de estos hechos.

Los constantes consejos de seguridad dejan compromisos por parte de las autoridades y aseguran que intensificarán operativos para lograr resultados; sin embargo, poco avanzan en las investigaciones y los hechos de violencia continúan.