Medellín
RCN Radio
27 Ago 2020 08:09 PM

Toque de queda nocturno los fines de semana continuará en Medellín

La ley seca no aplicará esta vez.
Paola
Agredo Tapias
@zpaola02

A pesar de que ya no habrá cuarentena, este fin de semana habrá toque de queda nocturno en Medellín, el cual regirá el viernes y el sábado, desde las 10:00 de la noche hasta las 6:00 de la mañana. El principal propósito es enfrentar un eventual aumento de contagios por COVID-19, pero sin frenar la economía. 

El alcalde Daniel Quintero recordó que a partir del próximo lunes 31 de agosto dejará de regir el pico y cédula y por ahora, no volverá la restricción del pico y placa en la ciudad, pese a la reapertura de la mayoría de sectores económicos. 

Lea también: Playas, hoteles y viajes: así será el turismo durante aislamiento selectivo

Reiteró el mandatario que precisamente para evitar las fiestas, en los próximos días sí se mantendrá la medida del toque de queda nocturno, los días viernes y sábados. 

"Vamos a mantener los toques de queda nocturnos, los viernes y sábados, para evitar las fiestas. No queremos fiestas en la ciudad. En junio hubo tres puentes y la gente se fue de fiesta, y luego tuvimos la subida más rápida hacia el pico que haya tenido ciudad alguna, pero está controlado, hemos cumplido con el 'Plan Mil'", añadió. 

Por su parte, Esteban Restrepo, secretario de Gobierno de la ciudad indicó que, "el buen comportamiento ciudadano es lo que nos ha permitido iniciar esta reapertura. No bajemos la guardia y atendamos todas las recomendaciones de autocuidado y distanciamiento social en Medellín todo va a estar bien".

Le puede interesar: MinSalud reporta 9.752 nuevos casos de coronavirus en Colombia

Esta jornada no tendrá ley seca, pero sí estará prohibido el consumo de bebidas embriagantes en espacios abiertos y establecimientos de comercio. Este fin de semana los domicilios estarán permitidos hasta las 2:00 de la mañana.

El alcalde Daniel Quintero le pidió a los ciudadanos continuar con todas las medidas de autoprotección, como el uso de tapabocas y el distanciamiento social, y a los empresarios cumplir con todos los protocolos de bioseguridad.