Protestas en Bogotá el martes 26 de noviembre
Las personas gritan al Esmad en este momento "no violencia", "sin violencia". Lograron hacer retroceder una tanqueta.
Inaldo Pérez
10 Mar 2020 06:06 AM

Sí hubo abusos de Policía contra manifestantes a finales de 2019: HRW

En su informe documenta los casos de Dilan Cruz, varias mujeres y dos venezolanos expulsados de Colombia.
Carlos Andrés
García
@carlosgarciarcn

Un nuevo informe dio a conocer en las últimas horas la ONG Internacional Human Rights Watch, en el que concluye  que la Policía sí se excedió en la fuerza durante las manifestaciones que se presentaron a finales del 2019 tomando como referencia las protestas generadas después del 21 de noviembre. 

En dicho documento, la organización asegura haber tomado los casos de 26 víctimas de abusos, tomar las versiones de sus familiares,  abogados de derechos humanos y funcionarios gubernamentales.

Según la investigación de esta organización internacional, en Colombia hubo al menos "seis casos en los cuales policías golpearon de forma brutal a manifestantes y transeúntes. Uno de ellos es Carlos Steylei Obregón Ramírez,de 24 años, que fue atacado por policías al pasar junto a manifestantes cuando volvía de trabajar". 

"También hay evidencias de que la policía ha detenido arbitrariamente a manifestantes pacíficos y transeúntes, así como a periodistas que daban cobertura a las protestas. 213  personas fueron detenidas y otras 1.662 fueron “trasladadas” a centros de detención administrativa, en relación con el paro nacional en 2019, según indicó el Director de la Policía Nacional a Human Rights Watch el 27 de enero", dice la investigación. 

Según el informe revelado durante la madrugada de este martes 10 de marzo, “hemos recibido denuncias y pruebas creíbles de graves abusos por parte de policías colombianos, incluyendo detenciones arbitrarias y golpizas brutales contra manifestantes pacíficos, personas detenidas y transeúntes”, señaló José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “Es clave que el presidente Duque envíe un mensaje claro de que el resguardo del orden público no autoriza a la fuerza pública a violar los derechos humanos y de que los abusos no serán tolerados”.

La información oficial asegura que la ONG "corroboró videos difundidos en redes sociales; revisó informes médicos y denuncias penales; y solicitó información a la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio de Defensa y la Procuraduría General de la Nación".

"Human Rights Watch también se reunió en Bogotá con funcionarios gubernamentales, incluidos el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, el director de la Policía Nacional Oscar Atehortúa Duque y el entonces fiscal general, Fabio Espitia", dice.

"El 22 de enero, el fiscal Espitia señaló a Human Rights Watch que su institución estaba investigando 72 casos de posibles abusos perpetrados por policías durante las protestas.  Sin embargo, nadie había sido imputado. El Ministerio de Defensa indicó que el sistema de justicia penal militar estaba investigando 32 casos de posibles abusos relacionados con las protestas. Conforme al derecho internacional de los derechos humanos, los abusos atribuibles a agentes de seguridad deben ser investigados por la justicia penal ordinaria, no por la justicia penal militar", dice el informe.

La investigación también asegura que "en algunos casos, los policías emplearon indebidamente una disposición del derecho colombiano que autoriza a la Policía a “trasladar” a una persona a un “centro asistencial o de protección” para “su protección” o la de terceros. La ley únicamente permite ese “traslado” cuando sea el “único medio disponible para evitar el riesgo a la vida o la integridad” y exige que primero se contacte a los familiares de la persona o que esta sea llevada a un establecimiento de salud. En varios de los casos documentados por Human Rights Watch, no existía ningún riesgo para la vida o la integridad de una persona".

La ONG también muestra que "si bien gran parte de las protestas han sido pacíficas, algunos manifestantes cometieron actos graves de violencia. Según la policía, 76 estaciones y 69 autobuses del sistema de transporte público en Bogotá y Cali fueron vandalizados, al igual que 12 cajeros automáticos, cuatro bancos, cinco instalaciones públicas y siete estaciones de policía. El 3 de marzo, el Ministro de Defensa indicó a Human Rights Watch que 377 policías habían sido heridos en relación con las protestas".

Fuente
Sistema Integrado de Información