Colp_HF69428.jpg
(El Universal-Colprensa).
28 Ago 2017 01:15 PM

Sanción de $6.269 millones al Distrito de Cartagena por incumplir cierre de relleno sanitario

La Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique) impuso una multa por 6.269 millones de pesos al Distrito de Cartagena, por no cumplir con las obras de clausura y post-clausura del relleno sanitario de Henequén.

Olaff Puello Castillo, director de la autoridad ambiental, manifestó que desde la entidad y la Procuraduría Ambiental Agraria y Judicial II, se ha venido seguimiento al tema e incluso, en varias oportunidades se le solicitó a la Administración Distrital, acelerar la toma de decisiones.

Sin embargo, fueron evidentes “los continuos incumplimientos”, llevando a imponer la sanción en cuestión.

Además, explicó que en visitas realizadas al lugar, se constató que la entrada al relleno sanitario de Henequén no cuenta con los controles físicos para regular el acceso a las personas que circulan por la zona, razón por la cual se observaron vecinos del sector atravesando el área donde se encuentran dispuestos los residuos.

De igual forma, es importante anotar que la comunidad que reside en la zona aledaña al relleno, desde el 2001 viene siendo afectada por los impactos generados en el área por malos olores, lixiviados y la presencia de gases acumulados en la masa de residuos dispuestos, que pueden ocasionar riesgos e la salud y una calamidad pública, señaló.

A lo anterior se le suma que actualmente el relleno no cuenta con un sistema para el manejo de los lixiviados, los cuales se siguen generando por la descomposición propia de los residuos.

“Al momento de las visitas técnicas se pudo observar que la tubería de conducción de lixiviados hacia la zona de pondajes se encuentra rota, ocasionando el vertimiento directo del lixiviado en el suelo y su flujo hacia un humedal localizado en la parte posterior del predio”, apuntó.

La decisión de Cardique se deriva también a que en marzo de 2016 impuso medida preventiva consistente en la suspensión inmediata de las actividades de obras civiles contratadas por el Distrito, cuyo costo superó los $5.528 millones de pesos en el Relleno Sanitario de Henequén.

“Estas obras no contaban con autorización o permisos ambientales para ello, y causaban impactos ambientales adicionales, indicó David De La Espriella, jefe de la Oficina de Proceso Sancionatorio Ambiental de Cardique.

En ese mismo mes del año en referencia, la autoridad formuló cargos contra el Distrito por el incumplimiento del Reglamento Técnico del Sector de Agua Potable y Saneamiento Básico (RAS); alto riesgo de contaminación del suelo, aguas subterráneas, aguas superficiales, fauna, flora y aire, generado por el mal manejo del lixiviado, las emisiones incontroladas a la atmósfera de gases, producto de la descomposición de los residuos y los vertimientos, incumpliendo con lo dispuesto en los artículos 79, 80 y numeral 8 del artículo 95 de la Constitución Política.

La sanción impuesta, equivalente a 8.498,53 salarios mínimos mensuales legales vigentes, procede el recurso de reposición.