BasurasINGIMAGE.jpg
Ingimage (Referencia).
22 Nov 2017 04:35 AM

Relleno sanitario de Valledupar estaría contaminando fuentes hídricas en el Cesar

El contralor municipal de Valledupar, Omar Contreras, exigió medidas inmediatas de las entidades pertinentes.
La
Fm

Un reciente informe de la Contraloría Municipal de Valledupar reveló que las lagunas de lixiviados del relleno sanitario están rebosadas, lo que genera el desbordamiento del líquido que caen en las corrientes de agua, hasta llegar al río seco y posteriormente verterse en el río Cesar.

"El balance es de mucha preocupación, no es excusa la temporada invernal para que esto esté ocurriendo en el relleno sanitario y consideramos que se deben tomar las medidas inmediatas", aseguró el contralor municipal de Valleudpar, Omar Contreras.

El funcionario público aseguró que hace meses le había hecho observaciones a las entidades pertinentes, pero hicieron caso omiso a la advertencia.

"Hace aproximadamente cinco meses se les hicieron las observaciones pertinentes no solo a Aseo del Norte sino a Emdupar, por lo tanto, hoy no hay justificación alguna para que estos afluentes se encuentren afectados por este líquido tan tóxico como es el lixiviado producto del residuo sólido", enfatizó el contralor Contreras.

Según la Contraloría, el vertimiento de este tóxico afecta el medio ambiente en un gran zona del norte de Valledupar, sumado a que estas aguas contaminadas son usadas por habitantes en zonas rurales del Cesar.

"Aquí claramente notamos presuntas comisiones de conductas delictivas porque hoy en día en Colombia se castiga el crimen contra el medio ambiente y nosotros vamos a actuar acorde a eso", dijo Contreras.

Kaleb Villalobos, director de la Corporación Autónoma del Cesar, Corpocesar, aseguró que no ha sido notificado del informe pero enviará un equipo al terreno para evaluar la situación.

"Debemos informar que no conocemos ese informe de la Contraloría, pero van a estar los técnicos de la corporación visitando el relleno sanitario nuevamente, porque le hace visita dos veces al año. La última vista fue el 20 de septiembre y se detectó que efectivamente hay problemas con los lixiviados pero que no afectan los cuerpos de agua sino los suelos. Esperamos el informe de la visita de los técnicos para dar a conocer el verdadero estado ambiental del relleno", aclaró Villalobos.