Edificio-Cartagena-LA-FM1.jpg
Foto: Uno de los edificios en riesgo en Cartagena / LA FM.
6 Abr 2018 08:35 AM

Próxima semana se contratarán nuevos estudios a los edificios construidos por los Quiroz en Cartagena

Los nuevos estudios con la Universidad Nacional costarán 3 mil millones de pesos y serán recursos del Distrito.

La próxima semana la Alcaldía de Cartagena contratará los nuevos estudios patológicos a las 16 edificaciones construidas de manera irregular por la familia Quiroz que ordenó un juez de control de garantías, tras la incertidumbres y las dudas que generó un informe de la Universidad de Cartagena que advertía un supuesto riesgo. Irvin Perez, secretario de planeación, dio a conocer que está listo el proceso jurídico.

“Los estudios están costando 3 mil millones de pesos para hacer nuevamente los estudios que ya nos había hecho la Universidad de Cartagena. Ya está listo el proceso jurídico para la contratación, viene ejecutándose la medida cautelar que nos ordenó la juez, la Universidad Nacional es la única entidad que se ha interesado por hacer este estudio” indicó el funcionario.

El secretario de planeación agregó que también comenzarán los pagos de los subsidios de arrendamiento, también ordenados por un juez “hay un compromiso de dar cumplimiento a la sentencia de medida cautelar ya la administración tiene la resolución de pago y va a iniciar el desembolso de los recursos, y adicionalmente estamos en la contratación de los estudios con la Universidad de Cartagena”

Estos nuevos nuevos estudios fueron exigidos por los propietarios de los apartamentos en los 16 edificios afectados, quienes señalaron que el documento presentado por la Universidad de Cartagena no era confiable por supuestas malas mediciones y un supuesto plagio que despertó desconfianza, una posición que desembocó la decisión de un juez de ordenar una segunda opinión de otra institución.

Los anteriores estudios arrojaron que solo 3 edificios de los 16 analizados a tenía diseños. Armando Berrocal, jefe del Departamento de estructuras de la Universidad de Cartagena explicó que 7 edificaciones eran más vulnerables que las demás y no se recomendaba que habitaran personas, mientras que 6 debían ser evacuadas para su reforzamiento, pero que nunca han propuesto su demolición.