Esposado
El alcalde del municipio de calima El Darién, deberá responder por un presunto caso de corrupción, que se habría realizado a través del hospital loca.
Ingimage
19 Dic 2019 08:40 AM

A prisión entrenador de fútbol infantil por abuso sexual a menores en Facatativá

El hombre habría violado a tres niños.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@Yur_cald

Un entrenador de fútbol infantil fue enviado a la Cárcel Nacional Modelo en Bogotá por abuso sexual de menores en Cundinamarca. 

El hombre que fue identificado como Oliver Hamin Flechas Pinto, de 45 años de edad, era el entrenador de más de 120 niños de escasos recursos en Facatativá, y habría abusado por lo menos de tres menores, entre ellos a uno de diez años de edad, quien fue el que entregó su testimonio a las autoridades. 

Luego de la denuncia, el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, en cooperación judicial con la Policía del Departamento de Cundinamarca iniciaron la investigación para luego llevar a cabo el arresto del acusado.  

Lea también: Rescatan aves silvestres que se encontraban en cautiverio en una casa de Bogotá

Las autoridades aseguran que este sujeto también habría cometido este tipo de actos en Mosquera durante el año en curso.  

A Flechas Pinto le fue imputado el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.  

Otro casi similar se conoció en el pasado mes de mayo, cuando fue puesto tras las rejas Roberto Carlos Padilla Gutiérrez, entrenador de una escuela de formación de jugadores de fútbol en Bogotá, por los delitos de actos sexuales contra menores de edad. 

Según las víctimas, los hechos ocurrieron en abril de 2017 durante un encuentro deportivo en la ciudad capital con un grupo de adolescentes provenientes de Boyacá. Las autoridades indicaron que el procesado abusó sexualmente de varios menores mientras ellos dormían.   

Padilla Gutiérrez, ingresaba a las habitaciones de los jugadores por las noches, se acercaba a ellos y les tocaba sus genitales, los besaba y a otros llegó a tomarles fotos.  Una de las víctimas les explicó a las autoridades que el entrenador le dijo que, si se dejaba tocar, lo ayudaría a llegar lejos en el fútbol colombiano.