15 Jul 2019 04:38 PM

¿Por qué no es tan bueno pedirle un ‘favorcito’ a un guarda de seguridad?

Esos pequeños favores pueden salir costosos a toda una comunidad.
La
Fm

Si hay algo que puede resultar común en cualquier conjunto residencial, centro educativo y hasta hospital es pedirle por diferentes motivos una “ayudita” a un guarda de seguridad.  

Esa situación, que amigablemente puede ser atendida por el celador, puede resultar no ser tan favorable para el lugar que se está custodiando. 

Lea además: Abuelita de Las Cruces en Bogotá murió tras rodar por las escaleras de su casa

Al respecto, las Empresas Colombianas de Seguridad (Ecos), gremio que agrupa a la mayoría de las compañías de seguridad privada, indicó que esas peticiones que muchas veces hacen algunos ciudadanos a los guardas pueden salirles caros a toda una comunidad.  

Al pedirle a un celador algún tipo de colaboración –por sencilla que parezca– se puede estar llevando a romper la cadena de seguridad de los lugares que son atendidos por la seguridad privada

Le puede interesar: ¿Qué hay detrás de la llamada ‘ley Andrés Felipe Arias’?

Por eso, Ecos exhortó a los custodiados a no hacer que los guardas de seguridad descuiden los puntos de vigilancia. Esto puede suceder en los casos donde se les pide colaboración con paquetes o cargando elementos a los apartamento o ascensores. En la mayoría de las ocasiones esto puede generar un descuido y dar la oportunidad al delincuente para sus fechorías. 

En el mismo sentido, la agremiación indicó que es necesario entender que esos favores pedidos a los guardas aumentan los niveles de inseguridad de los lugares custodiados.  

Lea también: Descubren falla de WhatsApp que deja manipular fotos y audios que se envían

La industria de vigilancia privada en el país está generando más de 300.000 empleos. Se espera que, para finalizar el segundo semestre de 2019, esa cifra siga en aumento.