Lopez-vs-Robledo.jpg
Colprensa
18 Nov 2016 09:10 AM

Polo Democrático se reunirá para definir si apoya a Robledo a la presidencia

La junta nacional del partido se reunirá para definir si convocan un congreso nacional extraordinario que fije posición frente a las presidenciales del 2018.

Luego de los diversos conflictos que que ha vivido el Polo Democrático por la división frente a los simpatizantes de la actual ministra de Trabajo Clara López y el grupo que apoya al MOIR, liderado por Jorge Robledo, fuentes consultadas por LA F.m. al interior de la colectividad aseguraron que, tras una reunión de más de 7 horas el pasado 17 de noviembre, se definió que es necesario citar a la Junta Nacional en la primera semana de diciembre para definir a quién apoyarán en las presidenciales del 2018.

La Junta Nacional del Polo está conformada por 130 miembros, entre ellos la directiva del partido -conformada por integrantes más sus suplentes- y 70 personas designadas en las diferentes regiones del país, quienes se reunirían el 9 y 10 de diciembre.

El congreso de la junta del partido definiría si se cita a un congreso nacional extraordinario, el cual se llevaría a cabo en enero y no cuando lo defina el CNE. Allí se fijaría si la colectividad apoya mayoritariamente la candidatura presidencial de Robledo para el 2018, o si deciden esperar que la ministra de trabajo deje su cargo y anuncie su postulación.

Las diferencias de la colectividad se han intensificado luego de que el senador Jorge Robledo anunciara su precandidatura a las presidenciales del 2018, pues varios sectores -sobre todo aquellos que simpatizan con López- consideran que no están de acuerdo con que se convoque un congreso nacional de manera extraordinaria, entre otras porque esto dejaría a la deriva una posible postulación de la ministra a las presidenciales del 2018.

Esto, dando por descontado que López quisiera ser candidata a las presidenciales del 2018, para lo cual debería renunciar al cargo asignado por el presidente Santos en marzo de 2017, evitando así quedar inhabilitada.

Uno de los agravantes de la disputa es que, desde que López renunció para asumir el cargo en la cartera de trabajo, el partido no tiene una presidencia definida, por lo que se nombró provisionalmente un representante legal.

Este sería el motivo por el cual se han dado graves disputas entre copartidarios, que incluso tienen a varios de sus miembros en investigaciones ante el comité ético del partido e incluso con demandas ante algunas autoridades como la Fiscalía.