los policías favorecían a algunos detenidos a cambio de dinero
cortesía: Fiscalía Cesar
28 Dic 2020 07:45 AM

Policías permitían prostitución y torturas al interior de una URI, en Valledupar

Los uniformados permitían 'parrandas', sexo y consumo de alcohol en las salas de audiencia de la URI.
Estefany María
Rodríguez Flórez
@rfperiodista

Tres uniformados de la Policía del Cesar fueron capturados por presuntos actos de corrupción al interior de la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía, en Valledupar.

Según la investigación, los uniformados identificados como Sergio Antonio Mendoza Chiquillo, Edwin Calderón Vargas y Ellelvis Luis Alarcón Rivera ofrecían beneficios a los detenidos a cambio de dinero.

Lea aquí: Graban a conductor en aparente estado de ebriedad que se metió a ciclovía de Medellín

“Se logró la captura de tres uniformados señalados de conformar una red de corrupción y prostitución al interior de la URI de Valledupar, los hechos tuvieron ocurrencia entre el mes de enero y diciembre del 2020 cuando, al parecer, se concertaban entre sí para exigir sumas de dinero a personas que allí se encuentran detenidas”, aseguró, Lucy Vidal, directora de Fiscalías del Cesar.           

Según el ente investigador, los custodios de la URI permitían a cambio de dadivas que los detenidos tuvieran ciertas comodidades al interior de las celdas, e incluso permitían que hombres y mujeres pudieran tener relaciones sexuales en el lugar; a demás personas externas se hacían pasar como abogados para ingresar a la URI.                           

Los uniformados, que ya están privados de la libertad en centro carcelario, también permitían el ingreso de celulares y alcohol que consumían los detenidos en la salas de audiencia.

Lea además: Policía señalado de 'fletero' fue enviado a prisión

Los investigadores revelaron que el uniformado Sergio Antonio Mendoza incurrió en el delito de tortura, cuando recibió 300.000 pesos a cambio de permitir esta atrocidad contra otro capturado.

“La Policía adelanta la correspondiente investigación disciplinaria para tomar las medidas necesarias en este hecho, continuaremos direccionando el comportamiento ético de todos nuestros hombres y mujeres policías”, dijo el comandante de la Policía del Cesar, Coronel Jesús Manuel de los Reyes.

Los uniformados deberán responder por los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio, constreñimiento a las prostitución y tortura.