14 Jun 2016 07:10 AM

PNUD: recaída de latinoamericanos a la pobreza es evitable

Según el PNUD, las políticas públicas de nueva generación son vitales para este propósito.
Para prevenir retrocesos, el nuevo Informe Regional Sobre Desarrollo Humano recomienda protección social, sistemas de cuidado, calificación laboral y cierre de brechas de género, raza y etnia que no se resuelven con más crecimiento económico.  
  
Según el  Informe sobre  Desarrollo Humano (IDH)  para  América  Latina y  el  Caribe, del   Programa  de  las  Naciones  Unidas  para  el Desarrollo (PNUD), lanzado junto a más de 60 legisladores de la región en la sede del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino), la principal amenaza al progreso en la región es la recaída de millones de hogares en la pobreza, aunque la ralentización económica no es la única culpable de tal regresión. 
  
En  el  informe  titulado 'Progreso  Multidimensional:  bienestar  más  allá  del  ingreso', el PNUD manifiesta especial preocupación por las 25 a 30 millones de personas que corren riesgo de recaer en la pobreza.
 
Muchos son jóvenes y mujeres con inserción laboral precaria en los sectores de servicios de la región. Forman parte de un grupo mayor, de 220 millones de personas que son vulnerables: oficialmente  no  son  pobres,  pero  tampoco  lograron ascender a la clase media.
  
El IDH destaca que lo que incide en la salida de la pobreza es distinto a lo que previene que los latinoamericanos vuelvan a recaer en ella.  
  
En la década pasada, los mercados laborales y la educación fueron los grandes motores para dejar la pobreza. Sin embargo, es fundamental que las políticas publicas de nueva generación fortalezcan los cuatro factores que impiden retrocesos: protección social, sistemas de cuidado, activos físicos y financieros y calificación laboral.
  
El IDH hizo un llamado para repensar el modelo latinoamericano de progreso hacia un concepto multidimensional, en línea con la  Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El crecimiento económico por sí solo no basta, resalta el informe. 
  
Así pues, la subsecretaria general de las Naciones Unidas y Directora Regional del PNUD para América Latina y el Caribe, Jessica Faieta, sostuvo que “los retos de un desarrollo sostenible, holístico y universal no expiran al alcanzar un determinado umbral de ingreso: no nos 'graduaremos' de los retos del desarrollo a menos que demos respuestas apropiadas a las múltiples dimensiones que permiten a las personas vivir vidas que consideran valiosas”.
Fuente
Sistema Integrado Digital