Avanzan las obras en el puente Chirajara
Avanzan las obras en el puente Chirajara
Colprensa
4 Jul 2018 12:22 PM

Pileta del puente Chirajara que quedó en pie será derribada el 11 de julio

Según los estudios adelantados, hubo un error de diseño en el puente que causó su caída.
Steven
Stiven
López
@StivenMorrison

En carta enviada a la gobernadora del Meta, Marcela Amaya García, la empresa concesionaria Vial de los Andes COVIANDES notificó la fecha en la que realizará la implosión de la pila C del puente de Chirajara en la carretera Bogotá - Villavicencio, el cual se cayó el 15 de enero de 2018 por fallas en el diseño y ocasionó la muerte de 9 obreros que trabajaban en la construcción del puente.

El gerente de COVIANDES, Alberto Moreno Mariño Samper, confirmó en la carta que la implosión de la parte del puente que se mantiene en pie será el 11 de julio a las 2:00 p.m., hora en la que, teniendo en cuenta la velocidad de los vientos y el tráfico en el lugar, es propicia para ese proceso.

"Hacen la notificación con el fin de que se pueda hacer la socialización del tema con los gremios, las autoridades y entidades regionales y locales competentes, de manera que tengan conocimiento del hecho y puedan tomar las medidas necesarias frente al mismo", dijo el empresario.

Desde el 25 de mayo en reunión con autoridades de la región, COVIANDES se había comprometido a dar a conocer la fecha en la que se realizaría el derribamiento con explosivos de esa pileta que sigue en pie.

El pasado 26 de abril la Concesionaria Vial de Los Andes dio a conocer a la opinión pública las conclusiones del estudio realizado por la firma Modjeski and Masters, expertos contratados por esta compañía para determinar las causas del colapso de gran parte del puente Chirajara el pasado mes de enero, confirmando que hubo un error de diseño.

Alberto Mariño, presidente de Coviandes, sostuvo que tras el análisis del lugar del colapso y los videos aportados por las autoridades, se pudo determinar que hubo un desprendimiento del "tabique derecho de la pila B", el cual ocasionó su colapso, generado por una falla en los refuerzos de acero de la estructura.

"Lo que pudimos apreciar con el análisis de lo ocurrido, es que el esquema de refuerzos de acero que propuso el diseñador no fue el adecuado, ya que pensó que soportaría el peso y al final se dio una evolución diferente a la esperada y esto generó la caída", dijo Mariño.

Esta concesión, encargada de la vía Bogotá-Villavicencio desde hace casi 20 años, señaló que para este proceso se analizaron los diseños, la cimentación y materiales utilizados, de la mano de expertos y laboratorios de los Estados Unidos, y resaltó que estos resultados serán aportados como pruebas a la Fiscalía.

"Luego de mirar la evolución de los materiales se determinó que esto se dio por encima de las expectativas que se tenían y eso quedó registrado en los informes de interventoría, de tal forma que se descarta lo dicho por el diseñador respecto a una falla en los materiales", dijo Alberto Mariño.

Ese mismo día confirmaron que luego de presentar este informe sobre las causas del colapso del puente Chirajara, y de que se realizaran varias revisiones a la Pila C (la parte que sigue en pie), permitieron evidenciar que esta estructura presenta fallas propias de los errores de diseño que ocasionaron el siniestro inicial y que por eso sería demolida.

"Hemos visto grietas, desprendimientos leves y desplazamientos de la estructura que nos permiten saber que no es segura y lo más conveniente es su demolición (...) estamos trabajando para que los trabajos que se van a realizar, afecten lo más mínimo el flujo de la vía", dijo el presidente de Coviandes.

La fecha que se definió para esta implosión fue consultada con las aseguradoras, con el fin de no afectar las pólizas de la obra.

La Concesionaria Vial de Los Andes indicó que una de las prioridades de la investigación realizada por Modjeski and Masters, fue la de establecer el estado de los equipos y estructuras que quedaron vigentes, lo cual les permitió saber que las bases y cimientos de la obra están inalterados.

"Tanto el dado, como el caisson, partes fundamentales de la base de este puente, no se encuentran afectadas y eso nos da a entender que se pueden reutilizar, no obstante se debe consultar con las aseguradoras, las cuales pasan a ser parte fundamental de estos trabajos", dijo Alberto Mariño.

Esta firma sostuvo que de mantenerse la cimentación de la obra, se ahorrarían 12 meses en la construcción de una nueva estructura y permitiría entregarla en el menor tiempo posible, con el fin de no generar afectaciones mayores a la movilidad en este corredor que comunica a Bogotá con los Llanos Orientales.

Coviandes manifestó que luego de estos resultados deberán ser las autoridades las que establezcan las responsabilidades sobre lo ocurrido, y reiteró que siguen dispuestos a colaborar con todo lo que se pueda ante la justicia para esclarecer lo sucedido.

Fuente
Sistema Integrado de Información