2017-05-02-PHOTO-00000004.jpg
Foto: Cortesía Cerrejón.
5 Mayo 2017 04:49 AM

El niño prodigio del acordeón que cautivó en el Festival Vallenato

William Camargo trabaja por conseguir sus metas; su disciplina, sin duda, superará todas las barreras que se le presenten y lo impulsará a seguir adelante.
La
Fm

Decidido, talentoso e inteligente, así se muestra William Camargo, un niño de solo 9 años, quien con una firme convicción asegura que cuando grande será un reconocido acordeonero, que le imprimirá su propio estilo a la música vallenata.

Pero desde ya William comenzó a escribir su historia dentro de los reconocidos ejecutando el instrumento insignia de la música vallenata.

“Mire mi señora, cómprele un acordeón, porque ese niño lo que sabe es tocar. Tiene un talento innato”; cuenta la madre del niño, Dina Luz Pinedo, que fueron las palabras del primer profesor de música de William a los 7 años.

Dina Luz asegura que su hijo decidió que quería ser acordeonero a los 5 años, y desde entonces comenzó a trabajar por su sueño. “Lo inscribí en una escuela de música para quitarle la idea porque estaba muy pequeño, pero al verlo tocar me impresionó su capacidad para aprender y ejecutar el acordeón”, expresa con emoción, resaltando que a las dos semanas de ingresar, el niño ya sabía interpretar el clásico vallenato Luna Sanjuanera.

Al descubrir su habilidad y compromiso, sus padres le dieron un regalo muy especial: su primer acordeón. “Lo deseaba desde hace mucho tiempo, así que hicimos el esfuerzo por regalárselo, comentó su mamá.

Desde entonces William Camargo ha participado en diferentes festivales como el de Cuna de Acordeones, en Villanueva, donde ocupó el tercer puesto; además del Festival Indio Tayrona, en Santa Marta; el Festival de Canciones Samuel Martínez, en La Loma; y el Festival Nacional del Carbón, en Barrancas, donde quedó como finalista.

En su más reciente participación, fue el único representante de La Guajira en la categoría infantil del Festival de la Leyenda Vallenata donde llegó hasta las semifinales.

“Yo me preparé todo el año pasado para poder llegar hasta ahí y dar lo mejor de mí. Creo que todas mis interpretaciones estuvieron excelentes porque me sentí muy bien”, expresó.

El pequeño ahora seguirá trabajando por conseguir sus metas; su disciplina, sin duda, superará todas las barreras que se le presenten y lo impulsará a seguir adelante.