31 Mayo 2016 01:09 PM

Minga Nacional Agraria exige trato político y no militar y represivo

De acuerdo a los líderes índigenas, se han presentado atentados contra la vida e integridad personal durante las manifestaciones.
En el segundo día de la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular, cerca de 70 mil campesinos, indígenas y afrocolombianos se encuentran en las diferentes carreteras del país en 27 departamentos y en más de 100 puntos de concentración. 
 
De acuerdo con líderes indígenas, no se ha contado con las garantías para el libre ejercicio de la protesta social y la situación de derechos humanos se agrava cada vez más en muchos de los lugares donde se vienen desarrollando las manifestaciones pacíficas de campesinos, indígenas y afrocolombianos. 
 
Así mismo, informaron que durante estas jornadas se han presentado atentados contra la vida e integridad personal como la muerte en medio de hostigamientos, según ellos, por parte del Esmad del indígena Embera Willintong Quibarecama de 26 años, y las heridas causadas  con arma de fuego a Manuel Jovel Dagua en su brazo izquierdo. 
 
Según lo informó Luis Fernando Arias, de la Onic, "desde antes del inicio de la Minga se ha venido orquestando una campaña de difamación, hostigamientos y sabotaje a partir de la perversa aseveración de que se trata de un  Paro Armado, como lo hizo el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, el Esmad y el Ejército Nacional, lo cual legitima, justifica y motiva el uso desmedido y desproporcionado de la Fuerza Pública contra los ciudadanos campesinos, indígenas y afrocolombianos que están exigiendo el respeto a sus derechos".
Fuente
Sistema Integrado Digital