Bojayá, Chocó
Bojayá, Chocó
Foto: Ejército Nacional
29 Ene 2021 08:15 PM

Más de 80 familias permanecen confinadas en Bojayá, Chocó

Según denuncia de una asociación indígena, tres docentes están amenazados al ser señalados de colaborar con el ELN.

En un documento, firmado por el Consejo de Autoridades Indígenas de la Asociación Orewa, el organismo denuncia que 88 familias de las comunidades indígenas de Mojaudo y Playa Blanca, del municipio de Bojayá, Chocó, permanecen confinadas tras una incursión de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. 

Según la denuncia, el pasado viernes 22 de enero, 16 miembros de la comunidad fueron retenidos por hombres armados. También fueron retenidas tres mujeres, una de ellas en embarazo, quienes se disponían a recoger sus productos de pancoger, y fueron amenazadas para que suministraban una información que los presuntos integrantes de las Autodefensas Gaitanistas. 

Lea también: Denuncian nueva masacre en zona rural de Tibú, Norte de Santander

Asegura la Asociación Orewa que los hombres armados también revisaron casa por casa, se llevaron alimentos e, incluso, obligaron a una de las familias indígenas a cocinar para ellos.

El comunicado indica que tres docentes de las comunidades han recibido amenazas porque son señalados de colaborar con el ELN; la casa de unos de los profesores fue saqueada, le hurtaron un celular, dos pares de botas y elementos de aseo personal. 

Finalmente, la asociación indígena le pidió al Gobierno Nacional, a la Gobernación de Chocó y a la Alcaldía de Bojayá que realice acciones urgentes de protección colectiva para las comunidades, pues en este momento, señala, no hay libertad de movimiento en la zona, lo que provoca escasez de alimentos, y denuncia que hay siembra de minas antipersonales en los sitios de cacería y recolección.

Le puede interesar: La pequeña María Ángel Molina fue sepultada tras 15 días de su hallazgo sin vida

"Alertamos de esta situación porque las comunidades de Mojaudo, conformada por 63 familias, y Playa Blanca, conformada por 25 familias, en este momento se encuentran en confinamiento total, no hay libertad de movimiento en la zona, lo que provoca escasez de alimentos, hay siembra de minas antipersonales en los sitios de cacería y recolección, además, la comunidad sufrió señalamientos y maltrato psicológico, lo que provoca que no exista tranquilidad entre los Embera de este territorio", reza el texto.