Arauca, ELN, liberada
Ejército Nacional
18 Jun 2020 03:03 PM

Madre de la cabo Nubia López agradeció al ELN por respetar la vida de la suboficial

Doce días duró secuestrada la integrante del Ejército quien, al momento del plagio, se encontraba de vacaciones en Saravena.
Paola
Márquez Sanabria
@Paomafe01

Luego de 12 días del secuestro de la cabo del Ejército Nacional, Nubia Alejandra López Correa, el ELN decidió liberarla en zona rural del municipio de Fortul, en Arauca.

La mamá de la suboficial, Olga Correa, visiblemente emocionada, dijo a RCN Radio que agradecía al Grupo Armado Organizado por haber respetado su vida y por devolverla a la libertad.

"Primero, gracias a Dios porque mi hija regresa a la casa, a las entidades que hicieron parte de esto, a la Cruz Roja Internacional, a la Defensoría del Pueblo y al Gobierno, por permitir el regreso de Alejandra".

Lea además: Liberan a cabo del Ejército Nubia López, secuestrada por el ELN

López hace parte de la Escuela Militar de Suboficiales Sargento Inocencio Chincá, donde labora como diseñadora gráfica y se espera que luego de ser evaluada médicamente, pueda retomar sus actividades, pues su secuestro se dio durante su periodo de vacaciones en Saravena.  

A esta hora, la integrante del Ejército es atendida en el hospital del municipio donde se llevó a cabo la liberación, acompañada por la comisión integrada por la Cruz Roja Internacional y la Defensoría del Pueblo.

Lea también: Colombia respaldó ofrecimiento de recompensas de EE.UU. por Iván Márquez y Santrich

El domingo anterior, el ELN había entregado una prueba de supervivencia, con fecha del 11 de junio, donde la joven, de 23 años, daba a conocer el buen estado de salud en el que se encontraba y del buen trato que recibía por parte de sus captores. 

Se trata de la segunda liberación de secuestrados, en menos de una semana, por ese grupo armado, en el departamento de Arauca.

El pasado viernes 12 de junio, en las montañas del municipio de Tame en (Arauca), la guerrilla del ELN entregó a los trabajadores Pedro León Pérez Rivera y Óscar Javier Rodríguez Olmos que pertenecen a la multinacional petrolera Borents y que estuvieron secuestrados desde el 3 de mayo.