Julia se convierte en huracán
Julia se convierte en huracán
AFP
9 Oct 2022 02:47 PM

Los estragos que causó la tormenta Julia en el departamento del Atlántico

El paso de la tormenta dejó casas inundadas, personas trasladadas a albergues y varios barrios afectados.
Elsy Margarita
Beleño Cantillo
@bcelsy

En el municipio de Baranoa, Atlántico, fue declarada la emergencia por las fuertes lluvias que se registraron, según las autoridades, debido a los efectos de ‘Julia'.

 De acuerdo con un censo preliminar 250 casas resultaron inundadas, 12 barrios afectados y 23 personas  trasladadas a albergues.

Entre los sectores damnificados están: Villa Eleyla, Circunvalar-11 de mayo, Fundace , Santa Elena calle 26 entre 14 y 15, Loma Fresca, Pecho Hondo, Oasis, 7 de octubre, Villa Clara, Torcoroma, Barahona y Las Américas.

“Hicimos un llamado a la gobernación del Atlántico y nos va a dar sacos, colchonetas. Tenemos que detener esta agua, pero también identificar este problema para darle solución definitiva”, manifestó Roberto Celedón, alcalde.

Le puede interesar: Fin a la alerta: Tormenta tropical Julia se aleja del Mar caribe colombiano

Entre tanto,  en el municipio de Palmar de Varela, al oriente del departamento sus habitantes lanzaron un SOS, ya que un barrio resultó afectado por el desbordamiento de un arroyo que sobrepasó los niveles.

La situación tomó por sorpresa a sus moradores, quienes al ver la fuerza de la corriente entraron en pánico.

“Me atacaron los nervios, yo que estoy enferma, no sabía para dónde coger y no sabía por dónde salir. Me puse a llorar”, contó María Chaparro, quien indicó que trataron rescatar sus enseres.

Una situación similar vivió Leonardo Bolaños, residente en el municipio.

“Eso fue maluco porque nosotros creíamos que ese arroyo así como venía, nos iba a ahogar. Los animales se nos murieron. Necesitamos material para subir la casa porque perdimos colchones, gallinas”.

Vea también: La tormenta tropical Julia está muy cerca de llegar al Océano Pacífico

Los pobladores de la zona tuvieron que poner sacos para evitar que el agua siguiera entrando.

“Tenemos que identificar el problemas, que es demasiado grande, el cual se extiende desde el lado de Baranoa(municipio también localizado al oriente del departamento) y la vereda El Lobito (jurisdicción de Sabanalarga). Hay que tapar ese boquete para no siga inundándonos”, indicó César Sandoval, líder social en esa población.