Una profesora en Cartago (Valle del Cauca) golpeó a un estudiante en un hecho que quedó registrado en video.
Una profesora en Cartago (Valle del Cauca) golpeó a un estudiante en un hecho que quedó registrado en video.
Colprensa
26 Nov 2018 07:12 AM

Indignación en Valle por profesora que cacheteó a estudiante 

La docente se molestó porque el menor jugando con un lapicero la golpeó accidentalmente.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

Una profesora en Cartago (Valle del Cauca) golpeó a un estudiante en un hecho que quedó registrado en video y que ha causado conmoción en este municipio, situación que se ha trasladado a las redes sociales donde la gente ha condenado el hecho. 

Lógicamente hay indignación entre los padres de familia y la población estudiantil del colegio Sor María Juliana luego de que se diera a conocer la filmación de la agresión de la profesora a uno de los alumnos. 

En Bogotá: Denuncian caso de discriminación de EPS a un joven por su orientación sexual en EPS

La cámara de seguridad permitió dejar en evidencia cuando la docente le da una cachetada al joven de 14 años mientras le manotea y alega por algo que sucedió segundos antes. 

De acuerdo a lo que ha trascendido, varios jóvenes estaban jugando y con la tapa de un lapicero golpearon accidentalmente a la educadora, quien reaccionó de manera violenta contra uno de los niños. 

Lina Hoyos, madre del menor agredido, dijo que confrontó a la profesora, quien le admitió que golpeó al joven porque la había tocado con parte del esfero. 

“Ella me aceptó que le pegó a mi hijo porque él le acababa de tirar una tapa de un lapicero. Hablé con ella y le digo que seguro eso fue sin culpa y sin embargo continuó con un comportamiento grosero”, señaló la indignada madre. 

A raíz de la intensa polémica presentada en este municipio, la docente decidió presentar su carta de renuncia al cargo para zanjar la polémica

En política: Caricaturas de Matador sobre Iván Duque y Petro prometen levantar ampolla

Hace varias décadas era bien vista la tesis de que ‘la letra con sangre entra’, algo que llevó a permitir hechos violentos en muchos colegios de Colombia y el mundo. Sin embargo, todo cambió cuando se entendió la idea de que para prevenir la violencia en los hogares y colegios debían acabarse con estos comportamientos.