28 Jun 2016 05:20 PM

Gobierno y ELN buscarán destrabar conversaciones de paz

Sin embargo, el ejecutivo reiterará su posición sobre la libertad inmediata de todos los secuestrados para empezar a negociar sobre la agenda pactada entre las partes. 
LA F.m. conoció que las delegaciones de paz del Gobierno y de la guerrilla del ELN se encontrarán en los próximos días para intentar destrabar el inicio de la fase pública de conversaciones, que por ahora, está estancada. 
  
En el encuentro las partes intentarán encontrar un punto de encuentro para iniciar con el estudio de la agenda pactada y que fue anunciada hace algunos meses en Venezuela. 
  
Por parte del ejecutivo estarán los negociadores José Noé Ríos y Eduardo Herrera ya que Frank Pearl está en este momento concentrado en la negociación que se adelanta con las Farc en La Habana, Cuba.
 
Del ELN estarán ‘Antonio García’ ‘Pablo Beltrán’, negociadores de esa organización que estuvieron justamente en Venezuela cuando se anunció la apertura de una fase pública. 
  
Por ahora, las diferencias entre las delegaciones están basadas en el tema humanitario ya que el Gobierno exige la liberación inmediata de los secuestrados que están en poder de esa guerrilla y el abandono de esa práctica, pero el ELN ha manifestado que no se dejará condicionar para iniciar negociación. 
  
Precisamente en los últimos días esa guerrilla a través de sus redes sociales ha manifestado que se podría empezar con los diálogos y en el camino ir tocando lo relaciones con las “retenciones”, pero el ejecutivo ha sido claro y no conversará si aun hay secuestrados en poder de esa organización. 
  
Además en el encuentro se tocará el tema del cese el fuego bilateral y definitivo que han pedido desde esa guerrilla, después de lo pactado entre el Gobierno y las Farc en Cuba, allí el ejecutivo no cederá por considerar inconveniente iniciar una negociación declarando esa tregua. 
  
Lo cierto es que mientras las negociaciones en Cuba ya están en su recta final, las del ELN no inician y cada día que pasa da a entender que a esa organización la está dejando el tren de la paz.