La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez
La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez
Colprensa
27 Jun 2019 01:27 PM

Gobierno le dice a la Farc que no hay sistematicidad en crímenes de excombatientes

El Ministerio del Interior advierte que los homicidios obedecen a acciones de organizaciones criminales y minería ilegal.

En una declaración desde la Casa de Nariño, la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez, le respondió al Partido Farc que en el país no existe sistematicidad en los casos de homicidios en contra de los excombatientes de ese antiguo grupo subversivo.

La funcionaria afirmó que las autoridades, de acuerdo a las primeras líneas de investigación, establecieron que organizaciones criminales y fenómenos delictivos relacionados con la minería ilegal estarían detrás de esos asesinatos.

Lea también: Enfoque de género en el Acuerdo de Paz avanza a paso lento

“Nosotros consideramos que no existe una sistematicidad. Definitivamente, el origen y las causas de estas amenazas y los crímenes obedecen al narcotráfico y las economías ilegales”, sostuvo Gutiérrez.

Está semana se conoció que el partido Farc acusó al Gobierno de no brindar las garantías necesarias frente a los homicidios que se han registrado en contra de los exintegrantes de ese extinto grupo guerrillero, asesinatos los cuales calificó ese movimiento de sistemáticos.

Le puede interesar: Duque: Proceso de paz es frágil pero estamos avanzando

Hace varios días, ante el asesinato de dos exintegrantes de las Farc, Duque anunció que se reforzarán los anillos de seguridad de esa comunidad para evitar que se sigan presentando hechos violentos que los afecte.

Asimismo, el ahora partido Farc, surgido del acuerdo de paz en Colombia, lanzó en su momento un llamado a países y expresidentes supervisores del histórico pacto, ante la falta de garantías para participar en las elecciones regionales tras el "baño de sangre" sufrido por sus miembros.

Según la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), ya son 133 los exguerrilleros asesinados y 11 más desaparecidos, desde la firma de la paz en noviembre de 2016.