Las autoridades investigan los atentados criminales.
Archivo
2 Abr 2019 10:57 PM

Exjugador del Junior Darwin Araújo muere en medio de enfrentamiento entre bandas

Según las autoridades, Araújo pertenecía a una banda delincuencial.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Darwin Rafael Araújo Suárez, exjugador del Junior, fue asesinado este martes en el barrio El Ferry, en Barranquilla.

Araújo Suárez murió en medio de un enfrentamiento entre bandas de delincuentes. Además de él, falleció otro hombre, que no ha sido identificado. Según medios locales, las autoridades capturaron a un menor de edad.

Lea también: Capturan a presunto cómplice de asesino de menor de 3 años baleada en Barranquilla

El exjugador hacía parte de una banda y tenía antecedentes por porte ilegal de armas y porte de estupefacientes, según aseguró el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, general Mariano Botero Coy.

En junio de 2017, Araújo Suárez se enfrentó con policías que estaban patrullando en el municipio de Soledad y resultó herido en una pierna. Los uniformados iban a requisar al exjugador y a otro hombre que lo acompañaba. Después de que encontraron un revólver en poder del exfutbolista, empezó un tiroteo.

Lea además: Investigan doble homicidio dentro de una casa en Bello

Una de las balas alcanzó la pierna izquierda de Araújo Suárez y le rompió el fémur.

Darwin Rafael Araújo Suárez jugó en el Junior en 2006 y luego pasó al Barranquilla FC, donde estuvo entre 2008 y 2009. También hizo parte del Aragua Fútbol Club, de Venezuela, equipo al que llegó en 2010. Era delantero, pero no logró tener éxito en el deporte. Tenía 31 años.

"Estuvo en las menores y en el primer equipo del Junior. Excelente jugador, y en el fondo, gran persona. Era uno de los más queridos del grupo. Su problema era otro", declaró a El Heraldo Peter Kosanovic, exdirector de divisiones menores del Junior, en junio de 2017, cuando se empezó a conocer el historial delictivo del jugador.

"Recuerdo que hicimos de todo para que pudiera salir adelante en el fútbol, porque era muy talentoso. Le pusimos buses, psicólogo, teníamos los teléfonos de la mamá, el padrastro, la suegra y los vecinos para ubicarlo, porque muchas veces se perdía y dejaba de entrenar", agregó Kosanovic en ese momento.

Fuente
Sistema Integrado Digital