19 Jun 2016 06:36 PM

Exhuman primera víctima de presunto asesino en serie de Guarne, Antioquia

Según los investigadores, los homicidios de Jaime Iván Martínez Betancurt podrían ser 25, incluidos sus hijos de 5 y 7 años. El hombre coleccionaba objetos personales de sus víctimas.      
Servidores de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación de las seccionales Antioquia y Medellín, exhumaron en la vereda Hojas Anchas, municipio de Guarne (Antioquia), el cuerpo que fue identificado de manera preliminar como el de María Gladis Arango Cuervo, de 51 años de edad.
 
La mujer fue reportada como desaparecida el 19 de enero del presente año, cuando al parecer salió a cumplir una cita con Jaime Iván Martínez Betancurt, quien tiene medida de aseguramiento por el delito de desaparición forzada.
 
La ubicación del cuerpo se logró por labores investigativas del CTI y el Gaula Militar Oriente y con la ayuda de caninos expertos en la búsqueda de restos humanos.
 
De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal especializado, en el lugar también estarían los cuerpos de Natalia García Gil, excompañera sentimental del victimario, y sus dos hijos de cinco y siete años de edad.
 
Las labores de exhumación continuarán en la zona con el apoyo de otro equipo de criminalística que se desplazó desde la capital de la República, dado a que no se descarta la presencia de otras víctimas que fueron asesinadas y desaparecidas por Martínez Betancurt.
 
El director de Fiscalías y Seguridad Ciudadana, Luis González, dijo que Martínez Betancur fue detenido en una vivienda rural del municipio de Guarne, en desarrollo de una investigación por la desaparición de María Gladis Arango Cuervo.
 
"El 19 de enero de este año se inició la investigación por la desaparición de María Gladys Arango, que vivía en Guarne", dijo González.
 
En medio de las investigaciones, expertos allanaron la vivienda de Martínez, que se desempeñaba como agricultor y vendedor ambulante, y encontraron manchas de sangre, objetos personales y la ropa de la desaparecida.
 
Al ser interrogado, el detenido aceptó que había asesinado a Arango, y que hizo lo mismo con su esposa, sus hijos de cinco y siete años de edad, al igual que otras 17 personas.
 
"Al parecer (el detenido) tiene otros 17 asesinatos que cometió en otros sitios de Antioquia y el Valle del Cauca", explicó el director de Fiscalías y Seguridad Ciudadana que no precisó los años en que se cometieron los delitos.
 
El funcionario explicó que pese a la confesión del asesino, la Fiscalía constata la versión en la que la mayoría de las víctimas fueron mujeres.
 
Por último, la Fiscalía investiga otras zonas de Antioquia y del país donde vivió Jaime Iván Martínez para determinar más víctimas.

 

Fuente
Sistema Integrado Digital