zonasveredalesdefensoria.jpg
Defensoría del Pueblo
31 Ene 2017 12:08 PM

Estudio afirma que demora en zonas veredales se debe a burocratización

La fundación Paz y Reconciliación reveló que la demora en la infraestructura de las 26 zonas veredales es a causa de una excesiva “burocratización” en contratos.
La
Fm

El investigador Ariel Ávila asegura que la oficina del Alto Comisionado para la Paz tiene mucho que ver en las demoras en la adecuación de los puntos transitorios de normalización.

“Fondepaz es un fondo que tiene una maniobrabilidad interesante para poder determinar inversiones rápidamente; pero la Oficina del Alto Comisionado se demoró. Todo el mundo sabía que iban a ser entre 31 y 27 zonas veredales desde hace siete meses y no se adelantó el proceso de contratación”, afirmó Ariel Ávila.

“El Gobierno ha adjudicado que gran parte de eso obedece a los resultados del dos de octubre y al limbo jurídico y político que se dio, pero para nosotros realmente son trabas burocráticas y demoras en busca de licitaciones y firmas”, aseguró Ávila.

Estado de las 26 zonas veredales:

Pondores: En Fonseca, Guajira. Las zonas comunes van en 40 %. En la zona hay maquinaria adelantando el trabajo para la adecuación pero existen problemas para el suministro del agua.

San José de Oriente: En la Paz, Cesar. Las zonas comunes van en 95 % y está el 50 % del material para los alojamientos.

Caño Indio: Tibú, Norte de Santander. No hay servicios básicos. Las rutas de acceso presentan condiciones de precariedad, por lo que la movilidad hacia el punto es crítica.

Carrizal: En Remedios, Antioquia. Las zonas comunes van en un 35 % y está el 20% del material para los alojamientos, no hay alojamiento para la guerrilla y las condiciones de infraestructura son precarias. No hay agua.

Santa Lucia: Ituango, Antioquia. Las zonas comunes están en el 5 %.

Llano Grande: En dabeiba, Antioquia. No hay servicio eléctrico. Zonas de alojamiento sin comenzar.

La Plancha: Anorí, Antioquia. Las zonas comunes van en un 95 % y está 100% de material para los alojamientos.

Vidrí: Vigía del Fuerte, Antioquia. 10% de construcción de zonas comunes. No hay zonas de alojamiento.

Brisas: Riosucio, Chocó. Las zonas comunes van en 17 %.

Gallo: Tierra Alta, Córdoba. Construcción de áreas comunes y habitacionales están en un 20%.

La Elvira: Buenos Aires, Cauca. Las zonas comunes van en un 25%. Los campamentos existentes son obras improvisadas por los guerrilleros.

Los Monos: Caldono, Cauca. Las zonas habitaciones y áreas comunes están en un 20% de adecuación.

Monte Redondo: Miranda, Cauca. Las zonas comunes van en 25 % de adecuación. Los campamentos existentes son obras improvisadas por los guerrilleros.

Betania: Policarpa, Nariño. Las áreas comunes y habitacionales presentan avances de hasta el 60%. No hay carretera para acceso a la zona.

La Playa: Tumaco, Nariño. No hay avance sobre las obras de adecuación de la zona. No existen zonas habitacionales ni comunes, aún no se tienen los servicios básicos.

Carmelita: Puerto Asís, Putumayo. Las zonas comunes van en 66 % y está el 30 % del material para los alojamientos.

Miravalle: San Vicente Caguán, Caquetá. Las zonas van en 22 % de adecuación.

El Oso: Gaitanía Tolima. No hay zonas habitacionales ni zonas comunes.

La Fila: Icononzo, Tolima. Las zonas comunes van en un 20%. Sólo hay dos máquinas y una volqueta para hacer las obras, lo cual es insuficiente para atender la adecuación de las zonas, las áreas comunes están sin terminar y no hay alojamiento para guerrilleros.

Filipinas: Arauca, Arauca. Las zonas comunes van en un 15 % y no hay alojamientos para los guerrilleros.

La Guajira: Mesetas, Meta. Las zonas comunes van en un 50% y está a un 60 % del material para los alojamientos. La construcción se hizo de manera unilateral por el Gobierno, y la zona está construida únicamente para excarcelados pero para los guerrilleros no hay nada construido. A esta zona, los guerrilleros estarán llegando a la zona entre el 4 y 5 de Febrero.

La Cooperativa: vista Hermosa, Meta. Las zonas comunes van en un 30 %. Las condiciones de adecuación están retrasadas y los avances son precarios y existen dos sectores de construcción que no han comenzado.

Playa Rica – La Y: La Macarena, Guaviare. La infraestructura es inexistente, todavía no tienen un sistema de acueducto ni de cañería.

Charras: San José de Guaviare. Las zonas comunes van en un 50% y hay un 70 % del material para los alojamientos. No hay agua. No están terminados los dormitorios de los guerrilleros y hay retraso en áreas comunes.

Colinas: El Retiro en el Guaviare. No hay fuentes de agua potable ni de cañería, la carretera en mal estado y no hay construcción.