Marchas-lafm-colprensa.jpg
Archivo Colprensa
2 Nov 2016 04:20 PM

Estudiantes de Trabajo Social anunciaron manifestación contra MinEducación

Los estudiantes de Trabajo Social del país están molestos con el Misterio de Educación por su intensión de convertirlos en una ciencia de la salud; la otra semana comenzarían las marchas en varias ciudades.
La
Fm

La Circular 79 de 2015, del Ministerio de Educación Nacional, tiene molestos a los estudiantes de Trabajo Social. La razón es que el mencionado documento expulsa de las ciencias sociales a la profesión y la ubica como una carrera del área de Salud y Bienestar, lo que aseguran es un desconociendo histórico de los antecedentes de la profesión en el campo social y humano.

Mencionada circular argumenta, de acuerdo con el DANE, que esta nueva composición es “con el fin de apoyar los proceso de inserción de Colombia en el contexto internacional y garantizar la calidad y comparabilidad de las estadísticas oficiales”, por lo que las agremiaciones de Trabajo Social se han pronunciado a nivel nacional para rechazar las intenciones de estas dos entidades.

Diana Cantor Rueda, estudiante de Trabajo Social de la Universidad de Cartagena y vocera de Red de Estudiante de Trabajo Social, afirma que las desventajas se concentrarían tanto en el ámbito laboral como académico, "ya que en términos de bagaje histórico, epistemológico, y ontológico habría un desconocimiento de todo lo que se ha construido en la profesión hasta ahora".

Cantor Rueda explicó que algunos departamentos académicos, de las 30 universidades que ofrecen el programa de Trabajo Social, respaldan a los estudiantes, mientras que otros no tanto o no le prestan tanta atención al tema. Por su parte, asegura que la Universidad de Cartagena ha respaldado los espacios de diálogo.

Nidia Patricia Ocampo, directora del programa de Trabajo Social en la Universidad del Quindío, tras conocer los efectos que la medida tendría, exigió al Consejo Nacional para la Educación en Trabajo Social saber cuál es su posición frente a la controversia. Otras instituciones que rechazan públicamente la medida son la Universidad Minuto de Dios, Universidad Industrial de Santander y la Universidad de Caldas.