Las autoridades investigan los atentados criminales.
Archivo
2 Jun 2019 03:08 PM

Encuentran a un cuerpo baleado en un carro abandonado

La confrontación de las bandas criminales tiene disparados los homicidios en este municipio de Antioquia.
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

Un carro particular color gris fue abandonado entre los barrios El Cairo y Niquía, en Bello, Norte del Valle de Aburrá. Al llegar los policías e inspeccionar el vehículo hallaron el cuerpo de un hombre en la parte trasera, con heridas por impactos con arma de fuego.

El subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Pablo Ruiz, aseguró que las autoridades investigan si esta reciente muerte violenta está relacionada con la confrontación armada entre las bandas ‘Pachelly’, ‘El Mesa’ y ‘Niquía-Camacol’, por el control del territorio.

"Al interior de un vehículo abandonado, se encuentra un cuerpo. En las investigaciones estamos estableciendo si se trata de la confrontación de las bandas 'Pachelly' y 'Niquía Camacol'. Estamos en ese proceso de verificación con testigos y las cámaras de seguridad", señaló el oficial.

Lea además: Encapuchados se metieron a una casa y balearon a un hombre en Bello

Según las primeras investigaciones, el vehículo particular había sido reportado como hurtado. Con este caso, ascendió a 68 los homicidios este año en Bello, donde el aumento de la criminalidad supera el 125 por ciento.

Muerte por establecer

Aún falta por establecer la causa de la muerte de Manuel Salazar Tobón, de 69 años, encontrado en una cigarrería que se incendió en el barrio Mesa de Bello, Norte del Valle de Aburrá. Pese a que el cuerpo estaba incinerado, las autoridades detectaron que había sufrido un golpe en la cabeza, con un objeto contundente. Por eso, la causa del fallecimiento quedó por establecer.

Lea también: Sigue la zozobra en la comunidad académica de Bello, Antioquia

Según las primeras investigaciones, la víctima mortal había tomado en arriendo el negocio hace dos meses. La propietaria del local, quien vive en el segundo piso, fue le encargada de alertar a las autoridades sobre el incendio estructural.

El cuerpo del adulto mayor fue llevado a la sede de Medicina Legal en Medellín para establecer si fue murió por la conflagración o se trató de un homicidio, que iba a ser encubierto por las llamas.

Fuente
Sistema Integrado de Información