rey_de_rocha.jpg
17 Mayo 2017 04:19 AM

Empresarios buscan vías de dialogo ante prohibición de los bailes de ‘picó’ en Cartagena

Los empresarios instan a la alcaldía de Cartagena buscar alternativas para que no se vete el evento.
La
Fm

Tras una pelea al interior de la Plaza de Toros de Cartagena, el Instituto Distrital de Recreación y Deporte - Ider y la Secretaria de interior decidieron no otorgar más permisos para la realización de los conocidos 'bailes de picó' en cualquier escenario deportivo.

 

Los empresarios dedicados a la champeta se mostraron en desacuerdo con la prohibición y buscan vías de dialogo para encontrar una conciliación.

Leonardo Iriarte, empresario de picós y miembro de la Organización Musical Rey de Rocha -OMR, solicitó a la Alcaldía de Cartagena reconsiderar su posición, y explicó que las alteraciones de orden público tras finalizar el concierto no tienen “relación alguna con el evento”.

Iriarte resaltó que los desmanes protagonizados por “unos cuantos” no pueden llevar a generalidades y a tomar decisiones que impactan negativamente en la expresión e identidad cultural del pueblo cartagenero.

El empresario sostuvo que más allá de prohibir el espectáculo, la administración distrital debería pensar en acciones orientadas a fortalecer la continuidad del mismo, por lo que consideró pertinente “abrir las vías de diálogo” donde las partes lleguen a compromisos que contribuyan.

“Hay que buscar medidas, donde nosotros como propietarios y empresarios. Nosotros estamos con toda la buena intensión de hacer un reunión con la Policía, Secretaría del Interior para llegar a ese acuerdo”, indicó.

El secretario del Interior, Fernando Niño, manifestó que si bien los organizadores del evento cumplieron con los requisitos que permitieron otorgarles el permiso respectivos, el hecho que se registró el pasado fin de semana, deja en evidencia falencias a nivel de logística y seguridad, que no dan garantías para que se vuelvan a otorgar nuevos permisos para futuros espectáculos de este tipo en la plaza de toros.

"Prohibir y cancelar los bailes en la Plaza de Toros no solo tendría graves implicaciones para nuestra empresa que la componen más de 20 trabajadores fijos sino a todos los picos y sus familias, los empleos directos e indirectos como cantineros, logística, publicidad, distribuidores de bebidas, vendedores al interior y alrededor de la plaza que tiene como sustento los bailes”, añadió Iriarte.

Hasta el momento, el Instituto de Deporte y Recreación de Cartagena, que administra la Plaza de Toros, ha informado sobre la intensión de no arrendar más el escenario para la realización de 'bailes de picós'.

Sin embargo, desde la Alcaldía de Cartagena no se ha emitido ninguna oficio que notifique o deje en firme dicha decisión.