La quebrada La Palmira se desbordó por fuertes lluvias.
Foto: Suministrada Alcaldía / RCN Radio.
11 Abr 2020 10:46 AM

Emergencias en Santander por tormenta eléctrica

Desde febrero pasado está declarada la calamidad pública en Piedecuesta, luego de una emergencia que se presentó.
Nelson David
Cipagauta Velandia
@NelsonCipagauta

Una fuerte lluvia acompañada con tormenta eléctrica dejó varias afectaciones en el municipio de Piedecuesta, Santander.

El alcalde, Mario José Carvajal, indicó que el primer balance que se conoce es el de dos viviendas afectadas, redes eléctricas colapsadas, así como la inundación en tres barrios y  gran material de arrastre que colapsó la conducción de aguas lluvias.

Lea aquí: Sospechan de cinco casos de Covid-19 en cárcel de Villavicencio

La emergencia fue provocada por el desbordamiento de la quebrada La Palmira, luego de una tormenta eléctrica y un fuerte aguacero que también cayó en el área metropolitana de Bucaramanga.

El mandatario indicó que entre los sectores con afectaciones se encuentran Villanueva, La Castellana, Villa Lina, Campo Verde, Palermo y La Argentina.

De igual forma en la zona rural se reportaron afectaciones en Barro Blanco, Pajonal y Los Llanitos en donde se informó de una vivienda averiada y en la vereda Faltriquera donde fue reportada la pérdida de cultivos, una vivienda llena de lodo y afectaciones en la vía.

Pese a los daños, el Alcalde de Piedecuesta indicó que afortunadamente no fueron reportadas personas fallecidas o lesionadas.

“Ya hemos dado instrucción para disponer la maquinaria necesaria que apoye la remoción de los escombros y la limpieza de las zonas afectadas, ante la empalizada que dejó el desbordamiento de la fuente hídrica”, explicó el alcalde.

Lea también: A la cárcel a ‘Azul’, disidente de Farc señalado de asesinato de líderes sociales

Asimismo, explicó, se hará un nuevo barrido en todas las zonas afectadas, para establecer si hay más personas o familias afectadas.

En Piedecuesta hay una calamidad pública declarada desde febrero pasado luego del desbordamiento de varias quebradas y que originó la muerte de tres personas y dejó seis más desaparecidas.

Por este hecho se habían presentado derrumbes en las vías Bucaramanga – San Gil y Curos – Mälaga, las cuales se encuentran habilitadas.