92237012-996a-4eed-8a9a-031719bc04ca1.jpg
José David Pérez Hernández - foto suministrada
12 Abr 2018 01:19 AM

Él quería renunciar, tenía miedo: padre de patrullero asesinado en Urabá

El patrullero José David Pérez Hernández, de 25 años, llevaba siete en la Policía Nacional y tenía 9 felicitaciones.

De los ocho policías asesinados en el Urabá, presuntamente en un ataque del Clan del Golfo, cuatro residían con sus familias en el departamento del Atlántico. Uno de ellos era José David Pérez Hernández, patrullero de 25 años, quien llevaba siete años de servicio en la Policía Nacional y padre de un niño de cinco años.

LEA TAMBIÉN: Ofrecen recompensa de $40 millones por homicidas de ocho policías en Urabá

Con los ojos sumergidos en lágrimas, David Pérez, padre del patrullero, recordó el día en que su hijo José David lo llamó llorando y le dijo que no quería seguir en la Policía, que tenía miedo de morir en un atentado.

"Él tuvo un atentado hace 20 días y me llamó diciéndome que había tenido un atentado a las cuatro de la tarde. Me explicó que cerquita de donde tuvo el atentado ahora unos tipos le habían hecho un enfrentamiento pero que gracias a Dios ninguno de los 17 policías sufrió rasguños ni nada. Me dijo llorando que quería irse de la policía porque tenía miedo", dijo David Pérez.

LEA TAMBIÉN: Ellos son los ocho policías que fueron asesinados en Urabá

La última vez que José David estuvo en Barranquilla fue el pasado Viernes Santo. Ese día, su papá tuvo un mal presentimiento.

"Él nos manifestó que quería renunciar, pero que era difícil. Yo sentí que mi hijo se estaba despidiendo prácticamente, yo me preocupé, le dije qué haces tu aquí y me dijo que quería verme porque me vi muerto, tú sabes que tuve un atentado", relató Pérez.

Los familiares del patrullero Pérez lo recuerdan como un joven alegre y entregado a su hogar.

"Era un muchacho muy juicioso, el anhelo de él era quedar en la Policía desde que terminó el bachillerato. Era una persona muy alegre, se daba con todo mundo, todos lo querían. Tenía muchos sueños pero con los que pasó todo eso se fue", expresó el afligido padre.

José David Pérez residía en el Barrio El Bosque de Barranquilla y sus familiares esperan que en las próximas horas les hagan entregada de sus restos, para darle cristiana sepultura.