10 Jun 2016 07:52 AM

Cumbre Agraria le pide al Gobierno unificar su discurso

Jimmy Moreno, su vocero, indicó que la territorialidad y la política minero-energética son los puntos de tensión con el Ejecutivo. 
Será a partir de las 9 de la mañana que se permitirá el paso sobre la carretera Panamericana entre Cali y Pasto, durante las próximas 36 horas siguientes, para posibilitar el tránsito de insumos médicos alimentos y otros elementos vitales para reabastecer a ciudades como Popayán, Pasto y otros municipios impactados por el paro agrario. 
 
Esta iniciativa fue discutida en Quinamayó, en donde se citaron miembros del movimiento nacional y voceros del alto Gobierno, para coincidir con lo citado en La María, en donde se acordó retirar a los manifestantes del eje carreteable.
 
Para Jimmy Moreno, uno de los voceros de la Cumbre Agraria, este acuerdo es sensible a las verificaciones hechas durante las jornadas de diálogos con el vocero Nacional. “Sobre la media noche logramos hacer instalación de la mesa en Quinamayó, acordamos despejar la vía durante 36 días, pero exigimos garantías para que se despeje de fuerza pública los sectores en que se encuentra la comunidad”, indicó.
 
Se calcula que durante el paro los vehículos represados alcanzaron los 10 kilómetros sobre la carretera Panamericana. En el pliego de peticiones se solicita al Gobierno Nacional el mantenimiento de los territorios para que no se permitan nuevas licencias de explotación y exploración minera en sectores como el norte del Cauca, en donde esta actividad representa una de las mayores dificultades regionales. “Estamos haciendo un proceso de negociación nacional, pero en toda la cumbre hay intereses regionales que deben ser focalizados por cada comunidad, tal y como lo hicieron las comunidades indígenas en el resguardo de La María”. Y agregó: "Si Gobierno no unifica su discurso será difícil avanzar en la negociación".
 
El despeje de la vía Panamericana, el día de ayer en un corredor humanitario, permitió desalojar buena parte de los vehículos represados en esta importante carretera continental. El mayor impacto lo padecen los habitantes de Pasto y Popyán, en donde las largas filas por obtener víveres y combustible está desencadenando problemas de salud como deshidratación. 
 
Las declaraciones en LA F.m. de Jimmy Moreno