cuerpo-ingimage3.jpg
1 Ene 2017 11:58 AM

Cuatro muertos dejó la celebración de año nuevo en Santander

Dos actos de intolerancia, un accidente de tránsito y un suicidio, dejó la celebración en la noche de año nuevo en este departamento.
La
Fm

Un motociclista identificado como Jeison Ardila perdió la vida luego que, por aparente exceso de velocidad, terminó chocando contra el pavimento en el sector conocido como la curva de 'El diablo'.

Así mismo, se presentaron dos casos de intolerancia; el primero en el barrio Villa Rosa de Bucaramanga. Allí, un sujeto identificado como Juan Carlos Cordón agredió con arma blanca a otra persona, la cual le respondió propinándole dos disparos, ocasionándole la muerte.

El segundo caso de intolerancia se generó por una discusión y exceso de alcohol en el barrio San Pedro, cobrando la vida de Edgar Anaya, quien murió por una herida en el cuello con arma blanca.

El último caso que cobró vida la celebración del año nuevo, fue en la madrugada del 1 de enero de 2017.  De acuerdo a las autoridades, un hombre de 30 años se suicidó; al parecer, habría discutido con sus familiares y enseguida fue encontrado colgado con una sábana en su habitación.

-En Bucaramanga aumentaron las riñas en la fiesta de año nuevo-

De acuerdo a las autoridades, en la noche del 31 de diciembre del 2016 se presentaron en total 326 riñas, incrementándose en este año con 41 peleas más que el año anterior. Sin embargo, hubo una significativa reducción del 82% en el número de lesionados.

El coronel Harold Hincapié, comandante de la Policía de Bucaramanga, dio a conocer que en el área metropolitana se realizaron 104 comparendos por infracciones a las normas de tránsito, de los cuales 7 fueron impuestos por conducir en estado de embriaguez.

Así mismo, durante los diversos operativos desarrollados fueron capturadas 6 personas por diferentes delitos, se incautaron 4 arma de fuego ilegal y 213 armas blancas.

Por otro lado, en Cúcuta, y su área metropolitana en Norte de Santander, se presentaron tres casos de quemados con pólvora, todos , siendo menores de edad.

En cuanto a riñas en la capital norte santandereana, según las autoridades hubo una reducción del 48% a comparación del año anterior en las fiestas de fin de año.

Este año se presentaron 112 situaciones de riñas denunciadas. No obstante, la cifra de homicidios a final de año, también se redujo en un 67%.