8 Jun 2016 08:18 AM

Crisis en la educación indígena de la Guajira

En Maicao, más de 600 docentes indígenas denuncian no recibir pagos salariales completos, ni estar afiliados a salud. Tienen que asumir gastos como el transporte escolar para garantizar que los niños vayan a la escuela. Continúa el problema de la alimentación escolar.
En La Guajira el 42% de la población es indígena. Se calcula que son unas 500 mil personas las que forman parte de las etnias, la gran mayoría niños wayuu, en cada familia hay entren 5 y 7 niños. La educación de ellos está en la cuerda floja, pues casi 600 profesores denuncian que les están violando sus derechos laborales.
 
Este es el testimonio de varios de los docentes
 
 
 
Cuando LA F.m. conoció la denuncia, habían corrido cinco meses del año, sin recibir salario, pero tan pronto hablamos con el secretario de Educación de Maicao, Olver Choles, les pagaron dos meses. Los otros aún están pendientes.
 
Maicao es un municipio certificado, lo que indica que el Gobierno Nacional  le gira los recursos correspondientes para la contratación de los maestros a través de un operador, en este caso es la Unión Temporal Suchirua Wakuaipa Ekirrajawa. El contrato para 2016 es por un valor de más de 17.000 millones de pesos. Son más de 600 docentes que estarían a cargo de enseñar a más de 14.000 niños.
 
Los docentes indígenas manifiestan que muchos aún están sin seguridad social, cuando requieren de servicios de salud, al parecer se los niegan por falta de pago. La Unión temporal y la secretaria de Educación del municipio desmintieron tal versión. Sin embargo, LA F.m. conoció el caso del profesor Alexander Amaya a quien después de tener una crisis cardiaca le tocó conseguir recursos económicos prestados para que le autorizaran la salida de clínica.
 
 
 
La Unión Temporal ha tenido el contrato desde hace cerca de cinco años, cuatro de la antigua administración y los meses que han corrido de la nueva.
 
 
 
El actual alcalde. José Carlos Molina contó con el respaldo de  Eurípides Pulido Rodríguez, el mandatario saliente que hoy se encuentra privado de la libertad (casa por cárcel) por estar envuelto en irregularidades contractuales.
 
 
Es de aclarar que con el tema de las comunidades indígenas hay un régimen especial, pues nadie puede firmar contrato sin el previo consentimiento de las autoridades regionales. La señora María Cecilia Ipuana, apoderada de la Comunidad Washington, denunció sentirse engañada por parte de quienes hacen el acercamiento y mediar en la firma del contrato.
 
 
 
 
Josefa González Palmar, es quien al parecer se encarga de convencer a la comunidad de firmar la contratación de los maestros indígenas a través de la Unión Temporal. La señora Josefa es la madre del actual presidente del Concejo de Maicao, Miguel Felipe Aragón González, él aclaró que ella solo es amiga de Ivelmis González, la representante legal de la entidad y le ayuda a socializar con la comunidad sin ningún interés.
 
 
 
 
Peligro para ir al colegio
 
Los niños no tienen cómo transportarse. Algunos caminar durante horas. Otros  se movilizan en una motocicleta compartiendo silla con tres o cuatro niños más, viendo como se desestabiliza la moto al quedar enterradas las ruedas en la arena del desierto.
 
Hay quienes van al colegio colgados en las carrocerías de los pocos carros que hay por el lugar. Varios profesores sacan de su bolsillo para pagarles transporte y así garantizar la educación de los niños.
 
La secretaria de Educación confirmó que la situación del transporte es preocupante por el riesgo que corren los menores debido a que hasta el momento la entidad no ha podido avanzar en el proceso de contratación de transporte escolar, puesto que se requiere que el Ministerio de Transporte entregue una certificación autorizando utilizar vehículos de la zona y a la fecha este documento no ha sido expedido a pesar de que se entregaron los documentos requeridos.
 
...
 
Rifas de desayuno escolar no alcanzan para todos
 
Pese a los controles que se están realizando para garantizar los desayunos escolares en La Guajira. LA F.m. estuvo presente en una de las instituciones indígenas en las que el desayuno llega a las 11: 30 de la mañana, casi 5 horas después de lo acordado en los contratos.
 
Además de la tardanza llegan incompletos, y es necesario o rifar algunos o dividir las porciones. Muchos de los niños que van al colegio lo hacen para consumir algún tipo de alimento debido a la escases que hay en sus rancherías.
 

 

Según el último estudio del Instituto Nacional de Salud, el 25.5 % de los niños que mueren por desnutrición en Colombia son guajiros. En lo corrido de 2016 han fallecido 101 niños, 26 casos ocurrieron en La Guajira. LA F.m. conoció un contrato en el que se demuestra que las IPS de la Guajira reciben 270 pesos para destinarlos en la detección temprana de alteraciones del crecimiento y desarrollo en menores de 10 años. Ahora, el debate es aclarar si esa suma es suficiente para mitigar la problemática que afrontan los niños de esa región del país.

 

 

Escuche aquí el informe completo

 

Fuente
Sistema Integrado Digital