6 Jul 2016 03:50 PM

Corinto (Cauca) será el territorio piloto para la marihuana medicinal

Cinco municipios del norte del departamento del Cauca serán el escenario del programa piloto para la siembra y cultivo  de marihuana medicinal.

En Corinto, Caloto, Toribío, Jambaló y Miranda, se beneficiarán por lo menos 4 mil familias que han sembrado tradicionalmente esta planta. Se calcula que sólo en Corinto, los cultivadores pueden producir hasta 4 millones 150 mil libras cada cinco meses.

El ministro deSalud, Alejandro Gaviria destacó la creacion de la primera cooperativa asociativa de  fabricantes de productos con base de canabis (Caucanabis).

"Esta sería la primera experiencia en que la gente se asocia para aprovechar los beneficios del nuevo marco jurídico que regirá este nuevo sector de la agricultura con fines medicinales para una planta que durante años estuvo satanizada. Ya no es la mata que mata, sino la mata que cura", indicó.

Hasta el momento el Gobierno nacional sólo ha otorgado licencias de fabricación y producción, más todavía no se ha creado en rigor la norma que permita el cultivo de manera legal.

El programa estará acompañado por la construcción de  un centro de investigación avalado por Colciencias y las licencias que salgan de la investigación se le entregarán a la comunidad.

Esta iniciativa científica será financiada por los dineros de la regalías. Sin embargo, desde la Gobernación del Cauca se anunció la inyección de recursos para el aprovechamiento científico y medicinal del canabis, a través de procesos que desarrollará  (inicialmente) la Universidad Nacional.

Los cultivos aún mantienen el estigma de la ilegalidad y de la informalidad, pero  los campesinos estiman que solo en Corinto hay por lo menos mil hectáreas de marihuana cultivada.

Los productores asociados hicieron un llamado al Gobierno nacional para que se proteja la semilla autóctona y no se priorice la entrada de patentes extranjeras.

"Para nosotros es importante que se nos respete la ancestralidad. Ya es famosa la calidad de nuestra canabis, por lo que exigimos que no nos invadan las compañías extranjeras farmacéuticas con semillas producidas bajo estándares no tradicionales".

A esto, Gaviria respondió que se respetarán los cultivos nativos, pero que las licencias deberán brindar apertura mixta a semillas locales como semillas de otros países "a fin de alcanzar una alta competitividad".

Una de las peticiones  al Gobierno se centra en que todos los cultivadores sean incluidos en este proyecto, y que quienes no deseen participar puedan sustituir sus cultivos por otras plantaciones como cacao.

Una de las inquietudes planteadas durante la socialización del proyecto, tiene que ver con el marco legal para quienes en este momento estén bajo custodia carcelaria por haber portado o producido marihuana. Sin embargo, el proyecto deberá ser debatido a instancias del Congreso de la República.https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif