Colp_HF25602-1.jpg
Colprensa (referencia)
18 Mayo 2017 01:16 AM

Convocan a consejo de seguridad en Antioquia tras denuncias sobre extorsiones a constructores

El gobernador Luis Pérez aseguró que "sería horroroso" que algunas bandas estuvieran exigiendo apartamentos.
La
Fm

0:27 5:25

Luego de las denuncias reveladas en LA FM por la Cámara Colombiana de la Construcción Camacol sobre las presuntas extorsiones contra algunas obras en Medellín y Bello, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, convocó a un consejo de seguridad para analizar las posibles exigencias.

LEA TAMBIÉN: Camacol: “Hemos tenido obras que no han podido arrancar por extorsiones en Medellín”

El mandatario aseguró que sería "horroroso" que algunas bandas estuvieran hasta pidiendo apartamentos para permitir el avance de las obras.

El gobernador Luis Pérez explicó que se espera que la Cámara Colombiana de Infraestructura participe en el consejo de seguridad, el cual se realizaría el próximo martes 23 de mayo en la sede administrativa La Alpujarra. Agregó que en tiempos anteriores, escuchó que los constructores de vías y puentes también habrían sido extorsionados.

Tras ser consultado por LA FM, el gobernador aseguró que "uno sí escucha rumores de que a los constructores de algunas carreteras y puentes hay bandas que les piden un dinero, eso sí lo he escuchado. Lo suyo me deja muy preocupado, porque si ya también están pidiendo apartamentos eso se vuelve muy horroroso".

La alerta por las supuestas extorsiones contra los constructores cobró fuerza hace dos semanas, cuando en una audiencia pública contra 20 miembros de la banda 'La Capilla' que delinque en el barrio Belén de Medellín, la Fiscalía argumentó que esas personas exigieron 600 mil pesos mensuales entre julio y diciembre del 2016 a los gerentes de un proyecto inmobiliario, al parecer, para permitir la construcción del edificio.

Por otra parte, el secretario de Seguridad de Medellín, Gustavo Villegas, explicó que el aumento de las extorsiones obligó a instalar cámaras de seguridad en las obras, las cuales son pagadas como arrendamiento por los constructores y, al finalizar los proyectos, estas quedan bajo control de la administración municipal para fortalecer la seguridad en esos sectores.