Fundacion-PecesVivos-deIbagueLAFM1.jpg
a fachada en Ibagué de la Fundación Peces Vivos / Foto de Félix Ramírez - LA FM - Ibagué
21 Oct 2017 12:25 PM

Capturados por maltratos y torturas a niños en Ibagué se declararon inocentes

Son diez las personas capturadas por las irregularidades cometidas en en la FundaciónPeces Vivos.
La
Fm

Las diez personas capturadas, señaladas de cometer maltrato y tortura a once menores con discapacidad en la Fundación Peces Vivos de Ibagué, no aceptaron ninguno de los cargos que les imputó la Fiscalía, en desarrollo de la audiencia concentrada que adelanta la Juez Séptima de Control de Garantías en Ibagué.

Durante la audiencia la Fiscalía imputó cargos por los delitos de tortura agravada, concierto para delinquir y destrucción de material probatorio a la directora de la fundación, Johana Rodríguez; la coordinadora de la institución, Dignore Olaya y a la sicóloga, Yennifer Stefany Salcedo.

A las otras siete personas se les imputó el delito de tortura, indicaron voceros judiciales que se encuentran en la sala de audiencias 7 en el tercer piso del Palacio de Justica, en Ibagué. Por disposición de las autoridades se amplió el área restrictiva y no se permitió la presencia de representantes de los medios de comunicación en la parte externa de la sala.

Una vez cumplida la fase de imputación de cargos, se espera que la juez determine el tipo de medida de aseguramiento que impondrá a los implicados.

Consulte aquí: Así eran las agresiones a niños con discapacidad en la Fundación Peces Vivos de Ibagué

En el lugar, los menores eran amarrados y además les aplicaban una serie de medicamentos para mantenerlos aturdidos y bajo control disciplinario, lo que se configura en el delito de tortura al cometerse un sufrimiento físico y emocional desmedido. “Esta Fundación, a través de los profesionales trabajaban allí, les aplicaban a los menores una políticas de choque para efectos de tener una contención disciplinaria a los menores”, dijo Mario Gómez, delegado de la Fiscalía para la Atención de la Infancia y la Adolescencia.

“El caso es muy triste, es un episodio muy dramático porque se trata de una Fundación que bajo convenio con el ICBF tiene una serie de cupos para atención de niños y niñas donde le remiten a niños que son mayores de siete años y menores de 18 en la mayoría de los casos con situación de discapacidad y en situación extrema vulnerabilidad“, agregó.