25 Oct 2016 10:21 AM

Autoridades en Pasto descartan escasez de combustible

En algunas etaciones de servicio se han ubicado letreros que advierten a los conductores que no hay combustible.
La normalidad de los últimos tres meses en la distribución del combustible en la ciudad de Pasto permitió a las autoridades enviar un parte de tranquilidad, a quienes especulan con la supuesta escasez del hidrocarburo.
 
El secretario de gobierno de Pasto, Eduardo Enriquez Caicedo, aclaró que todo tiene origen en las inconformidades de algunos usuarios quienes se alertan ante los carteles de “No hay combustible” instalados por algunas estaciones de servicio.
 
“Por ejemplo, si se les termina el combustible a las seis de la tarde y el camión llega a reabastecerlos al otro día, ponen un letrero muy incómodo de 'No hay combustible', entonces la gente se lleva otro mensaje. Pero hemos pasado dos meses en los que el combustible es suficiente, entonces no hay ningún riesgo de desabastecimiento”, aseguró Enriquez.
 
Por ello envió un llamado a los propietarios y administradores de estaciones de gasolina para que no se cree pánico con estos avisos y que por el contrario se dé claridad de la rutina que cumplen los camiones cisterna.
 
El funcionario citó ejemplos como el de la estación de Paraná, que sólo tiene un cupo para 16.000 galones, mientras que las otras estaciones que tienen capacidad para 180.000, por lo que cuando se abastecen solo alcanza para dos semanas.
 
“Ellos tienen la disponibilidad de comprar más combustible a precio nacional porque se les acaba el subsidio. ¿Qué es lo que hemos pedido a la dirección de hidrocarburos? Que las estaciones de la Panamericana fortalezcan un poco más el cupo y que a las estaciones a la salida de Pasto se le otorgue más ACPM y no gasolina, que casi no la necesitan, porque pasa que en algunas de estas estaciones se quedan hasta con 20.000 galones de gasolina sin suministrar”, añadió.
 
La medida para evitar que se genere pánico con la instalación de los letreros deberá ser contrarrestada inicialmente con advertencias, que de no cumplirse –asegura Enriquez- deberá aplicarse sanciones por “información indebida”.
 
Además, la lupa de las autoridades está puesta sobre aquellas estaciones que a pesar de tener un cupo amplio estarían vendiendo a precio nacional, evadiendo los controles de venta de combustible subsidiado por zona de frontera. “Nosotros hemos fortalecido el equipo de control, antes habían dos personas, hoy tenemos a quince funcionarios trabajando día a día”, dijo.
Fuente
Sistema Integrado Digital