Albergues para las personas afectadas.
Albergues para las personas afectadas.
Foto: Cortesía Dapard.
14 Jun 2018 12:21 PM

Autoridades de Tarazá advierten que el riego por Hidroituango continúa

La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo cambió la alerta roja a naranja en estas dos localidades.
Francisco Bernal
Francisco
Bernal Gutiérrez
@Pacho_Bernal

A casi tres semanas de permanecer en los albergues de  los cascos urbanos de Cáceres y Tarazá, miles de familias comenzarán el proceso de retorno a sus hogares en estos municipios del Bajo Cauca antioqueño, debido a que Gestión del Riesgo cambió la alerta roja por naranja.

El personero de Cáceres, Anderson Piedrahita, aseguró que desde que inició la emergencia en Hidroituango, el Ministerio Público ha velado por las comunidades afectados. Ahora, la nueva alerta da más tranquilidad, pero se deben continuar con los planes de contingencia.

“Desde que empezó la emergencia, se está haciendo la verificación. Se ha trabajado arduamente. La nueva alerta da un poco de tranquilidad, pero no significa que el riesgo se acabe. Nosotros seguimos trabajamos porque estamos en naranja”, dijo el funcionario.

La terminación del vertedero, el lleno prioritario que alcanzó la cota 410 y está próximo al 415, la reducción del caudal del río Cauca y el paso del agua por la Casa de Máquinas, permitieron a los organismos de socorro reducir el color de la alerta. Por ahora, se mantiene en rojo el corregimiento de Puerto Valdivia.

En los municipios de Caucasia y Nechí la alerta seguirá en amarilla, por lo que se mantienen las carpas para albergar a los habitantes ante cualquier eventualidad. 

Este es uno de los momentos más positivos, dentro de lo posible, para EPM desde que inició la emergencia, pues en menos de una semana el nivel de la presa se redujo en 4 centímetros, mermando el riesgo de una inundación.

Desde que comenzó la contingencia en Hidroituango, el 12 de mayo, EPM ha invertido 33 mil millones de pesos en alimentación, adecuación de albergues y subsidios de arrendamiento, a los miles de damnificados Valdivia, Tarazá, Cáceres, Caucasia y Nechí. Cada municipio, recibió 50 millones de pesos, para los planes de gestión de riesgo y la logística en la atención de la emergencia.