elecciones_afp1_1400868184-4.jpg
AFP
25 Oct 2017 01:49 AM

Atlántico: MOE alerta sobre aumento de inscripciones de cédulas de colombianos retornados de Venezuela

Según el último censo realizado por la Gobernación de Atlántico, en esta región hay por lo menos 8 mil colombianos retornados de Venezuela, aptos para votar.
La
Fm

En las pasadas elecciones presidenciales y de Congreso, Atlántico fue el departamento con mayor número de cédulas inscritas y donde mayor cambio de lugar de votación se hicieron. Para las elecciones del próximo año, Atlántico vuelve a liderar este proceso con 34.416 cédulas inscritas hasta el 19 de octubre.

Esto ha prendido las alarmas de la Misión de Observación Electoral, pues les llama la atención que se han registrado estratégicamente cédulas de colombianos retornados de Venezuela que podrían estar siendo persuadidos por casas políticas.

"Esto indica que va a aumentar nuestro censo, pero también que estos ciudadanos retornados podrían ser captados por todas estas casas políticas", indicó Elizabet Moquilón, delegada de la MOE en Atlántico.

Hasta el domingo 29 de octubre, la Registraduría Nacional habilitó los diferentes puestos de votación del país para que las personas que quieran cambiar su lugar de votación, o aquellas que tengan una cédula expedida antes de 1988 y nunca la han inscrito, lo hagan de cara a las elecciones de 2018.

La MOE advierte que casas políticas se han ubicado cerca a las Registradurías para tener control del número de potenciales votantes que podrían tener.

"A través de denuncias ciudadanas hemos identificado que se han ubicado casas satélite alrededor de las registradurías, con el objetivo de hacer como unos censos previos de qué potencial de votantes tienen algunas casas políticas, para hacer una verificación antes de llegar a ubicar a la gente a los puestos de votación", aseguró Moquilón.

La trashumancia electoral o trasteo de votos a través de inscribir la cédula en un lugar distinto al que se reside, está tipificado como una conducta punible con pena de entre 4 y 9 años de prisión.