Rescate de empleados de Hidroituango
Rescate de empleados de Hidroituango.
Captura de Pantalla Video de Fuerza Aérea de Colombia @FuerzaAereaCol
16 Ene 2019 04:05 PM

Así fue rescate de quienes arriesgaron sus vidas para cerrar compuertas en Hidroituango

Los operarios fueron rescatados por la Fuerza Aérea.
Ortiz
Karen
Ortiz
Karenortiz25

Uno de los retos y momentos más angustiosos de su vida tuvieron que asumir los siete técnicos de Empresas Públicas de Medellín (EPM) encargados de cerrar la compuerta número dos del proyecto hidroeléctrico Ituango (Hidroituango). 

Una compuerta de acero que pesa 85 toneladas, mide 4.70 metros de ancho por 7.30 de alto y tiene un espesor de 80 centímetros fue el desafío para los siete funcionarios de la empresa que arriesgaron su vida para lograr cerrar la compuerta. 

En contextoHidroituango entró en las “seis horas criticas”, tras cierre de casa de máquinas

Al mando de la operación estuvo William Giraldo, vicepresidente de proyectos de Generación de Energía de EPM,  a él lo acompañaron Bladimir Suárez, Jorge Iván Arrubla, José David Vera, Alberto Álvarez, Byron Suárez y Francisco Mosquera. 

El descenso de la compuerta número dos, que tardó 29 minutos y 34 segundos e inició exactamente a las seis de la mañana terminó en un gran apretón de manos y una alegría inmensa por parte de los siete funcionarios que permanecieron dentro del proyecto. 

Desde las tres de la mañana, los operarios llegaron a la hidroeléctrica y luego de cuatro horas y media de labores fueron rescatados por un helicóptero Black Hawk Ángel del Comando Aéreo de Combate Número 5.

Lea ademásAsí es el cierre de la compuerta 2 en casa de máquinas de Hidroituango

El rescate fue casi cinematográfico. A la plataforma instalada en medio del proyecto fue aterrizando la aeronave militar a una velocidad muy baja, dado los fuertes vientos de la región y así evitar cualquier contratiempo. 

El mayor riesgo para los pilotos que comandaban la nave era aterrizar en el punto exacto que se encontraba a pocos metros del precipicio sin tocar ninguna de las laderas o equipos que estaban alrededor. 

Segundos de inquietud vivió la tripulación del helicóptero mientras aterrizaban en el punto ordenado, mientras los operarios de Hidroituango revisaban que todo hubiera quedado bien. Con gran agilidad, uno a uno fue subiendo a la aeronave militar, celebrando que estaban a salvo. 

Con el cierre de la puerta del Black Hawk Ángel se concluyó el heroico trabajo de los siete funcionarios

Mientras tanto, se espera que comience la tercera y última etapa del proyecto, en la que en las próximas 24 horas se supervisará la obra en general.