Piden al Gobierno que refuerce la seguridad en sus regiones.
RCN Radio // Ángel Ocampo
10 Jul 2018 01:39 PM

Asesinato de líderes sociales tiene relación con sustitución de cultivos ilícitos

Organizaciones de Derechos Humanos pidieron al Gobierno prestar más atención a los actores de este escenario.
Ángel Ocampo Rodríguez
Ángel
Ocampo Rodríguez
@Angelgocampo

Líderes de Derechos Humanos que llegaron a Bogotá para pedirle al Gobierno mayor atención al incremento de asesinatos de sus miembros en los últimos días, afirmaron que estos casos están relacionados con el programa de sustitución de cultivos ilícitos.

Estas personas explicaron que los grupos armados ilegales que llenaron los espacios dejados por las Farc, asesinan y amenazan a quienes lideran la sustitución de cultivos en diferentes regiones del país.

Luz Perly Córdoba, representante de la Asociación Campesina de Arauca, afirmó que los campesinos han tenido que volver a sembrar coca por amenaza de los grupos ilegales y el incumplimiento del Gobierno nacional frente a la implementación de proyectos productivos de sustitución de cultivos.

”Los campesinos y campesinas que se comprometieron a sustituir sus cultivos y que pusieron su vida, porque han sido más de 36 compañeros asesinados por estar promoviendo la sustitución de cultivos de uso ilícito, se expusieron y no sabemos si el programa sirve o no porque la gente retiró sus cultivos ilícitos y solamente han recibido un sustento para la alimentación, pero los proyectos productivos nunca llegaron”, afirmó la líder social.

Córdoba aseguró que, contrario a lo que dice el Gobierno, sí existe una sistematicidad en el asesinato de los líderes sociales, ya que han sido en contra de quienes lideran la sustitución, los reclamantes de tierras y del medioambiente.

Otro de los relatos fue el de Andrés Chica Durango, líder de sectores campesinos del sur de Córdoba, quien le pidió al fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, que les preste mayor atención. Además resaltó que cuando un campesino se acerca a denunciar una amenaza, de inmediato lo conocen los victimarios.

“Una cosa es lo que el fiscal piensa desde Bogotá y otra es lo que pasa en el territorio con las comandancias de policía y con los fiscales locales, no existe confianza en las Fiscalías y no sabemos si también los fiscales están amenazados, pero más demoramos en denunciar que en que nos llamen y digan que ya tienen una copia de la denuncia", dijo Chica.

Estos líderes sociales coinciden en que es necesaria la creación y fortalecimiento de las guardias campesinas, indígenas y cimarronas para su defensa, pero resaltaron que “esto no quiere decir que nos debemos armar, sino crear una guardia como la tienen los indígenas que conocen más sobre el interior y no como la de la Fuerza Pública que a veces nos pone más en peligro”, puntualizó el líder del sur de Córdoba.
 

Fuente
Sistema integrado de información