Aseguraron que es momento de ir estableciendo los elementos de bioseguridad y la implementación de protocolos para la entrada de feligreses
suministrada
9 Jun 2020 08:24 PM

Arzobispo de Bucaramanga pide piloto para la reapertura de iglesias

Asegura que es momento de ir estableciendo elementos de bioseguridad y la implementación de protocolos para la entrada de feligreses.
Julieth Paola
Hernández Parra
@Julieth 88301

El arzobispo de Bucaramanga, monseñor Ismael Rueda Sierra, propuso que se ponga en marcha una prueba piloto para la reapertura de los templos católicos en la ciudad, luego de más de dos meses de permanecer las parroquias cerradas debido a la cuarentena por la emergencia de la COVID-19.

El prelado aseguró que ya es tiempo de ir estableciendo los elementos de bioseguridad y la implementación de protocolos para la entrada de feligreses a los recintos.

“Una prueba piloto autorizada por las entidades locales (...) Debemos prepararnos porque, tarde o temprano, ocho días o quince días, se deberá ir realizando la reapertura” puntualizó Monseñor.

Lea además: Acuerdan protocolo para reapertura de restaurantes en municipios sin coronavirus

Explicó que en algunas parroquias de Bucaramanga ya se empezó a realizar el presupuesto que se requiere para implementar los protocolos de bioseguridad para que en su momento sea implementado con la llegada de los feligreses.

“Aquí en Bucaramanga ya le pedí al vicario de anunciación que vaya adelantando el presupuesto y cotizaciones, sobre kits básicos que debe tener la parroquia para operar en ese sentido, porque tenemos que prepararnos” puntualizó el arzobispo de Bucaramanga.

Para la eucaristía, planteó que desde la capital santandereana ya se tiene un protocolo para que todos los feligreses cada vez que ingresen a la parroquia sean conscientes del auto cuidado para evitar contagio de COVID-19.

Lea también: Rescatan a menor que estaba amarrado de pies y manos en Barranquilla

Primero la oración; segundo, recordar todas las medidas de auto cuidado y de bioseguridad que deben tener los feligreses. Y tercero, lo que ya corresponde a la liturgia nuestra y lo que corresponde a la adecuación de los templos para responder de la mejor manera”, precisó monseñor Rueda.

Aseguró que la reapertura gradual de los templos deberá hacerse en conjunto con los alcaldes de cada región del país, también dependerá del espacio de cada parroquia y deben tener en cuenta los recursos con los que se cuente para suministrar los elementos de bioseguridad.