Daniel Quintero Calle
Daniel Quintero Calle
Alcaldía de Medellín
10 Ago 2020 04:17 PM

Alcalde de Medellín amenaza con quitar la luz a casas donde haya fiestas clandestinas

La etapa más crítica del virus en la ciudad podría durar tres semanas más.
Paola
Agredo Tapias
@zpaola02

Durante tres semanas más, aproximadamente, Medellín estará en la etapa crítica del coronavirus. El alcalde Daniel Quintero explicó que el pico, alcanzado la semana pasada, llegó como una meseta, y por eso la situación continuará así en ese período de tiempo. 

Por esta razón, el mandatario anunció que serán reforzados los controles para evitar las fiestas clandestinas, como suspensiones del servicio de energía eléctrica en los hogares o establecimientos donde se esté violando la norma. 

"Estamos hoy en lo que uno puede llamar una especie de meseta. Mucha gente esperó que el pico fuera un punto, pero el pico llegó como una meseta y así vamos a estar unas tres semanas más o menos. Nos tenemos que cuidar muchísimo, usar tapabocas dentro de la casa si vivimos con personas mayores de 60 años o con obesidad, hipertensión o diabetes", dijo. 

Lea también: Veeduría denuncia al Alcalde de Cartagena por caravana de apoyo a Uribe

Agregó que, "no vamos a permitir más fiestas clandestinas en la ciudad, que ponen en riesgo a todo el mundo. Por eso hemos tomado la decisión de que cada fiesta que detectemos en la ciudad, vamos a hacer un corte permanente de la electricidad en esa casa, en ese hogar o ese establecimiento público para que respeten las normas".

Resaltó el mandatario que en la ciudad ha sido positiva la estrategia 4-3, denominada ‘acordeón’, lo que ha permitido un control de las Unidades de Cuidados Intensivos para evitar que colapsen. Por ende, esta medida será aplicada durante esta etapa de la pandemia. 

Le puede interesar: Bambi bucket que ayudaría a apagar incendio cayó sobre parque acuático

También le recordó a la ciudadanía sobre la importancia del uso permanente del tapabocas en espacios públicos y en los sistemas de transporte, el distanciamiento físico y el lavado permanente de manos.