13 Ago 2015 10:05 AM

700 millones deben a proveedores de alimentación escolar en Santander

La Gobernación de Santander celebró contratos con la Unión Temporal Ananías Santander para que se encargara del suministro diario de una ración alimentaria a los escolares de los 82 municipios no certificados. 
Al principio, según los proveedores de alimentos para esta concesión, los pagos de Ananías eran puntuales, pero en 2014, cuando ganó nuevamente la concesión por más de 16 mil millones de pesos, comenzó un verdadero calvario, pues a la fecha la Unión Temporal les adeuda más de 700 millones de pesos por concepto de mercados, leche, carne, frutas, desayunos y almuerzos diarios que suministraban a los escolares.
  
Son 15 proveedores de alimentos afectados en la provincia de García Rovira, que por meses ha buscado respuesta de Ananías Santander para que les pague la deuda y así poder cancelarle a más de 300 manipuladoras de alimentos, 100 transportadores de alimentos, entre otros, muchos se han endeudado con préstamos y temen salir de sus casas por amenazas.
 
En algunos municipios los proveedores debían atender de 200 y hasta 500 niños diariamente con desayunos y almuerzos. Aseguran que cuando Ananías Santander les pagaba lo hacía sin firmar ningún documento, y luego su representante legal desaparecía y no contestaba llamadas.
 
Al parecer, la firma Ananías Santander tiene distintos representantes legales con oficinas en Girón, Barrancabermeja y Cartagena donde nadie responde. Los proveedores se han comunicado por teléfono y mensajes de texto con los representantes legales encabezados por Leung Waiy Hong Diaz, un hombre de origen oriental, quien reside en Cartagena y al parecer contratos de alimentación escolar con el estado. Pero la respuesta siempre ha sido evasivas y promesas de pronto pago que nunca se cumplen.
 
Desesperados los proveedores acudieron a sus abogados, al Concejo, a las alcaldías para que intercedieran por ellos ante la Gobernación de Santander para que ésta le exigiera a Ananías Santander que les pagara la deuda, pero el esfuerzo ha sido en vano.
 
Los proveedores también acudieron a la Secretaría de Educación de Santander para impedir que el contrato con Ananías fuera liquidado, pero los funcionarios hicieron caso omiso a sus peticiones. La Gobernación se limitó a decir que es un problema entre la Unión temporal y los proveedores y donde el departamento no tiene nada que ver.
 
El contralor de Santander, Argemiro Castro, señaló que hubo negligencia y en caso de que los afectados decidan demandar al estado o al departamento, la única responsable será la Secretaría de educación de Santander, Nelly Mejía, por haber aprobado dicha liquidación y haber hecho caso omiso a un control preventivo emitido en abril de este año por la Contraloría donde los exhortaba a 'no' liquidar el contrato hasta tanto la Unión temporal no presentara los paz y salvo con los proveedores..
 
Mientras no haya respuesta las denuncias de proveedores continuarán. El Gobernador de Santander Richard Aguilar Villa se mostró de parte de los proveedores pero dijo que sólo podía abogar por ellos ante el Ministerio para presentar una demanda pues al parecer el Representante de Ananías en Girón Fernando Cárdenas, y quien cobró la liquidación de contrato, hoy no aparece con los dineros que según Ananías estaban destinados para pagar la deuda con proveedores.
 
Los afectados sólo desean que les paguen la deuda porque de esto depende el sustento de sus familias y de cientos de clientes molestos que los acosan. Habrá que ver si la Unión Temporal Ananías, Santander da la cara a los afectados y decide responder por estos dineros que ya fueron cobrados y por los que ahora nadie responde. 
 
Escuche aquí el informe
 
Fuente
Sistema Integrado Digital