Transmilenio
Bus de Transmilenio
Wikimedia
24 Jul 2018 08:48 AM

Transmilenio asegura que licitación de nuevos buses sí estimula energías limpias

Reciente informe de calidad de aire en Bogotá reaviva el debate.
Mateo Chacón
Mateo
Chacón
@DMateoChacon

Pese a las constantes críticas de diferentes sectores a la nueva licitación para adquirir nuevos articulados, la empresa Transmilenio S.A. ratificó que el proceso sí estimula las nuevas energías.

El proceso de contratación de los nuevos buses del sistema ha permanecido en polémica desde el momento en que la administración distrital dio a conocer los borradores de los pliegos. Concejales y posibles proponentes lograron que se aumentara el puntaje de la licitación dedicado a las energías limpias de 50 puntos a 200.

Pero luego de que la semana pasada el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) diera a conocer que Bogotá es, después de Medellín, la ciudad con peor calidad del aire, se reavivaron los cuestionamientos de quienes aseguran que este cambio no es suficiente para garantizar una transición a buses eléctricos o de gas y así aliviar un poco los problemas ambientales que enfrenta la capital.

Ante estas críticas, Transmilenio aseguró que los pliegos de la licitación sí buscan garantizar que las energías limpias sean las más beneficiadas con la contratación: "Siendo conscientes de las necesidades ambientales de Bogotá, la licitación contempla un mecanismo para favorecer a los proponentes que traigan buses con estándar euro VI o superior mediante una asignación de puntos a su propuesta".

Según la empresa, la licitación de la nueva flota contempla aumentar el estándar Euro de emisiones, lo que "ya es una ganancia muy grande para Bogotá. Con el cambio de estándar de emisiones para un vehículo de la misma tipología (articulado o biarticulado) al pasar del estándar Euro II al Euro V, como mínimo, se estima una reducción del 87% las emisiones de material particulado por vehículo".

Sin embargo, quienes consideran que la licitación está mal formulada aseguran que los estándares vigentes a nivel mundial para este tipo de buses son Euro VI y no Euro V, por lo que se permitiría la contratación de una flota que ya se considera obsoleta en otras latitudes. Transmilenio asegura que esto se debe a que hay muy pocos oferentes que cumplen con estas características, lo cual vulnera la libre competencia.

Algunos concejales, como María Fernanda Rojas, del partido Alianza Verde, han propuesto que se garantice que al menos el 20% de la flota cumpla con los nuevos estándares, es decir, que sean eléctricos o de gas, para que sea más notoria la cualidad ambiental de la licitación. Esto en especial porque se estima que los buses estén en circulación hasta el 2030.

Fuente
Sistema Integrado de Digital