12 Oct 2016 10:18 AM

Sandra Fonseca, exgerente de Empresa de Energía de Bogotá: transacción se hizo a precios de mercado

En diálogo con LA F.m. aseguró que "hay que saber cómo se comparan los dos valores y no se pueden comparar directamente".
Estas fueron las declaraciones de Sandra Fonseca, exgerente de Empresa de Energía de Bogotá
 

Contexto

 

La Contraloría Distrital, en cabeza de Juan Carlos Granados, abrió un juicio de responsabilidad fiscal por más de 50 millones de dólares contra los responsables de la Empresa de Energía de Bogotá durante la administración del ex alcalde Gustavo Petro.

 
Según lo indicó la investigación hecha por el ente de vigilancia y control a la gestión fiscal de los recursos públicos de la ciudad, durante la administración Petro cerca del 30% de las acciones de la Empresa de Energía de Bogotá que habían sido adquiridas por la empresa Citi Venture Capital International fueron recompradas. En su momento se sostuvo que el dinero de venta del 31.92% de las acciones era para invertir en algunos construcciones de la  Transportadora de Gas Internacional una de las accionistas de la Empresa de Energía.
 
Así las cosas, por la venta de ese porcentaje de acciones se obtuvieron más de 600 millones de dólares, no obstante y según lo indica la Contraloria Distrital, las mismas acciones durante la alcaldía de Petro se compraron de nuevo por 842 millones de dólares, es decir se pago 228 millones de dólares más por las mismas acciones vendidas durante la administración de Samuel Moreno.
 
En ese orden de ideas, el contralor Granados argumentó un presunto detrimento patrimonial en la ciudad, ya que el dinero invertido en la recompra de acciones se pudo invertir en otras gestiones, proyectos y recuperación sectores como el de movilidad tan golpeado en ese entonces por el carrusel de la contratación.
 
Varias han sido los juicios fiscales que tanto la Contraloría General como la Distrital abrieron durante la Administración Petro entre las más conocidas fueron por irregularidades en contratación tanto en la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, como en la contratación del servicio de ambulancia en la capital.
 
A lo anterior de adhieren las más de 120 advertencias que hizo la Contraloría durante el año 2012 y el 2015. Advertencias que registraban en su mayoría las irregularidades en la contratación de las diferentes dependencias distritales. Tan solo en el 2012 se anunciaron 40 advertencias en las que se anunciaba el posible detrimento de patrimonio publico por la mala ejecución del transporte público así mismo por la alta suscripción de contratos en el área de la salud.
 
En 2013 fueron cerca de 36 advertencias; así mismo en 2014 fueron  32 por la compra de las acciones de la Empresa de Teléfonos de Bogotá como por la compra descomunal de predios, la compra motocicletas y la   mala ejecución de presupuestos y contratos tanto en Transmilenio como en Recaudo Bogotá. Finalmente, en el último año de Administración Petro, en 2015, se hicieron 12 advertencias por la prolongación de contratos y por la indebida ejecución de recursos de los capitalinos.
 
Todo este juicio se desarrolla en el momento que la alcaldía de Enrique Peñalosa anuncia la venta hasta del 20% de las acciones de la EEB. Y con el dinero recaudado según el mandatario capitalino, se invertirá en la construcción de ocho proyectos viales de infraestructura. Entre estos, se destacan las entradas y salidas fundamentales para el desarrollo económico de Bogotá como son la ALO, la Calle 13 y la Calle 63. Además, se impulsarán la financiación de un nuevo sistema de trolleys en los corredores férreos y buses eléctricos que unirán a Soacha con el norte de la ciudad y mejorarán la conectividad de toda la región.