A la luz del Código de Policía, ¿no es permitido el consumo de alimentos en el transporte público?
A la luz del Código de Policía, ¿no es permitido el consumo de alimentos en el transporte público?
Colprensa
25 Feb 2019 03:24 PM

Por comer empanada en Transmilenio, dos venezolanos fueron multados

Los hechos ocurrieron en la estación Ricaurte del sistema de transporte masivo.
José David Rodríguez
José David
Rodríguez Gómez
@jocrogo

Tras la polémica que se generó por la multa que las autoridades aplicaron a un joven por comprar una empanada en un puesto informal del sector de La Castellana, en Bogotá, RCN Radio/La FM pudo conocer el caso de dos ciudadanos venezolanos a quienes las autoridades multaron por "consumir alimentos" dentro de Transmilenio.

Los hechos ocurrieron hacia las 12:30 p.m. de este lunes 25 de febrero, en la estación de Ricaurte, ubicada en la troncal de la NQS.

Lea aquí: “No sabía que trabajar era un delito”, vendedora de la empanada “más cara de la historia”

Según cuenta José Torres, “pasábamos y un muchacho venezolano iba vendiendo empanadas y, pues, decidimos comprarle en solidaridad”

Según relató el joven, en ese momento se acercaron varios uniformados de la Policía quienes los requisaron y procedieron a aplicarles la multa por más de 800 mil pesos.

“Nos trataron mal, que eso no era permitido y que la causa era peor para nosotros por andar comprando (...) increíble porque ahora no sabemos cómo vamos hacer para pagar esa multa”, agregó.

Multa impuesta a dos jóvenes venezolanos por comprar y consumir en Translimenio
RCN Radio
Multa impuesta a dos jóvenes venezolanos por comprar y consumir en Translimenio.

Sin embargo, otro de sus compañeros también fue multado por ingerir alimentos dentro del sistema.

“La verdad no se, porque a duras penas le podemos enviar plata a nuestros hijos. Cómo vamos hacer para pagar, de dónde vamos a sacar eso, si los tuviéramos se lo enviaríamos a nuestros hijos en Venezuela”, dijo Miguel Meza.

Más enContraloría de Bogotá embargará sueldo de la directora de Catastro

Según las autoridades, el numeral 6 del artículo 140 del Código de Policía se “establece que quien promueva el uso o ocupación indebida del espacio público, puede enfrentarse al pago de comparendos”.

“A mi menos mal no me pasó, yo ya la había terminado. En ese momento salí corriendo para que no me pasará nada pero a ellos si les aplicaron la multa (...) no estábamos haciendo nada más sino comer”, agregó otro de los venezolanos que se encontraban dentro de la estación.

El caso en La Castellana

Hace dos semanas se conoció el caso del joven Stiven Claros, quien denunció que un grupo de uniformados de la Policía Nacional le impuso una multa del Código de Policía, por comprar una empanada en un puesto informal del sector de La Castellana, en Bogotá.

Según su relato, en el momento en el que fue notificado de la multa por 800 mil pesos estaba con unos amigos degustando el alimento.

En ese momento, varios policías les pidieron los documentos de identificación y les impusieron un comparendo por “propiciar la ocupación indebida del espacio público”, según el parágrafo 10 del Artículo 92 del Código Nacional de Policía.

“Ellos nos vieron y no nos dijeron que no podíamos comer ahí, solo cuando hicieron la multa por ese valor”, dijo. 

Agregó que “van tres personas más con esa misma multa (...) el argumento de la Policía es que la persona que vendió la empanada no había querido trasladarse del sector y, por ende, nosotros estábamos apoyando la venta en las calles”.

La ministra de Justicia, Gloria María Borrero, terció en la polémica y aseguró que el agente que aplicó la sanción malinterpretó el nuevo Código de Policía y se equivocó castigar al joven.

“La interpretación de que hizo la Policía del numeral 6 del artículo 140 del Código de Policía fue una interpretación equivocada. Yo creo que ese no es el sentido de la ley, el sentido del Código era ir contra las mafias del espacio público”, señaló la funcionaria

Fuente
Sistema Integrado de Información