290.jpg
Los fines de semana se ha vuelto común que los ebrios no paguen por el uso del transporte público / Alejandro Silva - LA FM
7 Mar 2018 09:03 AM

Hombre ebrio que se negó a pagar carrera de taxi debió ser socorrido por su esposa

La esposa del borracho tuvo que romper una alcancía para poder solventar la deuda.
La
Fm

Un hombre en avanzado estado de alicoramiento en las últimas horas trató de no pagarle la carrera a un taxista que lo recogió, lo transportó y luego lo llevó a su casa en el suroccidente de Bogotá.

El hecho se presentó cuando el sujeto abordó el transporte público en el barrio San Bernardino de la localidad de Bosa. Allí le dijo al taxista que lo llevara al barrio Patio Bonito porque, según él, ya estaba un poco ‘tomado’ y necesitaba dormir.

Al llegar a la casa, el hombre no vio ningún problema en bajarse del taxi e ingresar a su vivienda sin pagar la carrera, situación que enfureció al taxista quien llamó a varios de sus compañeros y a la Policía Metropolitana para advertir de lo sucedido.

Luego de 40 minutos de espera, la Policía de Bogotá arribó al lugar, entraron a la vivienda y encontraron al sujeto durmiendo. Procedieron a despertarle e invitarlo a salir de la casa, en donde más de 15 taxistas lo esperaban.

Pocos minutos después del impasse con los taxistas, la esposa del hombre ebrio arribó a la casa y debió romper una alcancía para pagar los $20.000 del servicio. Ante este bochornoso suceso, el sujeto lo único que apunto es que “amaba a su esposa”.

Principalmente los fines de semana los taxistas han reportado que aumentan este tipo de hechos. Personas en avanzado estado de embriaguez arriban a su destino y producto del licor se niegan a pagar las carreras.

Por fortuna este hecho no derivó en un acto de violencia de los taxistas producto de su malestar por lo acontecido.