Legalización de barrios en Bogotá
Legalización de barrios en Bogotá
Secretaría de Hábital
29 Ago 2018 11:11 AM

En Bogotá se han legalizado 46 nuevos barrios

Se trata de sectores que fueron asentamientos ilegales en la periferia de la ciudad.
Mateo Chacón
Mateo
Chacón
@DMateoChacon

La alcaldía Mayor de Bogotá dio a conocer que a la fecha se han legalizado 46 barrios en la ciudad y se espera que al terminar este año sean en total 192 asentamientos urbanos los que entren a la formalidad.

Se trata de barrios construidos en la periferia de la ciudad de manera irregular y que en este momento son el hogar de miles de familias. El problema con estos asentamientos es que no cuentan con servicios públicos, parque, mobiliario urbano ni acceso al transporte.

Al legalizarlos, con el apoyo de la Secretaría de Hábitat, se realiza una intervención en el sector, instalando acueducto, instalaciones eléctricas, andenes, calles, entre otros aspectos para mejorar la calidad de vida de las personas. 

Además, luego se realiza un proceso de legalización de cada predio por medio de la Caja de Vivienda Popular, en el que se les da a las personas los títulos de propiedad de sus viviendas, con lo que podrán acceder a diferentes beneficios por tener casa propia como créditos y subsidios.

“Continuamos impulsando la política de legalización para mejorar la calidad de vida de los bogotanos que hoy viven en la informalidad. Nuestra meta es beneficiar a 50.000 personas en el presente año”, aseguró el secretario de Hábitat, Guillermo Herrera.

De los 46 barrios legalizados, 10 fueron en este año. Además otros 41 se encuentran en estudio por parte de la Secretaría de Planeación. Se espera que antes de finalizar el 2018 un total de 192 asentamientos sean formalizados.

Adicionalmente, en otros 34 asentamientos de las localidades de Bosa, Usme, Ciudad Bolívar, Rafael Uribe Uribe, Suba, Santafé, Fontibón, Kennedy y Engativá se realizan capacitaciones con la población acerca del proceso para legalizar su barrio.

Los sectores que son formalizados deben tener predios construidos y habitados, no estar ubicados en zonas de riesgo no mitigable, suelo protegido o áreas de reserva natural.