Así se registró el posible hecho de xenofobia y hidrofobia
Así se registró el posible hecho de xenofobia y hidrofobia
Captura de Pantalla
30 Ene 2019 06:23 PM

Denuncian que policías agredieron verbalmente a venezolanos

El hecho sucedió a altas horas de la noche del pasado martes 29 de enero, en Bogotá.
Julián Mauricio Sabogal
Julián
Sabogal
@01PeriodistaMas

Federico Marín, un estudiante de derecho de la Universidad de los Andes, denunció que el pasado martes 29 de enero fue víctima, junto a dos hombres extranjeros, de un presunto abuso de poder por parte de policías en la estación de Museo Oro.  

Marín se encontraba en la estación esperando un articulado a pocos metros de dos ciudadanos venezolanos que hacían lo mismo. En ese momento llegaron varios uniformados, quienes les pidieron una requisa a los extranjeros. 

El joven universitario afirmó que ante la petición de los policías los dos sujetos no opusieron resistencia y se mostraron colaborativos. Los dos hombres aseguraron en su momento que eran padre e hijo.

Las personas que estaba en el sitio aseguraron que los uniformados empezaron a increpar al hombre más joven diciéndole ‘veneco’ y a arrinconarlo más hacia las puertas de la estación. Es en este instante el estudiante de derecho empezó a grabar lo que estaba pasando.

Le puede interesar: Procuraduría solicita medidas urgentes para el relleno sanitario Doña Juana

El padre del joven, al ver la situación, empezó a gritar que soltaran a su hijo, que no estaba haciendo nada malo.   

Pese a la petición, los uniformados no accedieron. Por eso el papá trató de soltar al joven de los policías, quienes les decían a los extranjeros “pégueme, gonorrea”. Varias personas se metieron en medio de la gresca para tratar de defender a los dos ciudadanos venezolanos, como lo muestra el video.   

“Mientras seguía grabando, me acerqué al agente de placas 185545, que llevaba al hijo, y le pregunté cuál iba a ser el procedimiento que iban a seguir con ellos. Apenas hice eso, él me pidió la cédula; yo respetuosamente se la di, y ahí empezó mi infierno”, dijo Marín. 

Acto seguido, el agente sacó de la estación a los dos ciudadanos y al estudiante de derecho, diciéndole a este último que le iban a poner un comparendo por intervenir en un procedimiento policial. El estudiante dijo que no podía hacer eso, ya que solo grabó el hecho y eso estaba permitido en el Código Nacional de Policía.

Lea también: Investigan presunta violación de menor de dos años en Bogotá

El agente le dijo que a Marín que se lo iba a llevar a la UPJ (Unidad Permanente de Justicia) por pegarle; lo requisaron y lo subieron a una patrulla con los dos venezolanos y un colombiano más que había estado en la gresca en la estación.  

El mismo policía le decía los extranjeros: “Venecos de mierda. Animales, porque personas no son. Devuélvanse a su país”. Mientras al joven universitario le dijo: “Abogaducho maricón. Lo voy a hacer pasar la noche en la UPJ. ¿Dónde no están los papis del bebé? Conmigo nadie se mete ni me pone el celular en la cara, loca hijueputa. Tras de sapo, marica”.  

Ya en la UPJ, un funcionario de la Defensoría del Pueblo supo de la situación y rechazó la entrada del universitario a este sitio.   

“Iniciaré el proceso legal pertinente; les agradezco compartir, y si alguno tiene conocidos que hayan estado presentes, o sepa cómo contactar con los dos venezolanos, les agradezco se pongan en contacto conmigo”, dijo finalmente Marín.  

Sobre esta situación, la Policía Metropolitana de Bogotá afirmó: “Estamos prestos a recibir las quejas o solicitudes sobre el servicio de policía en cualquiera de las oficinas de atención al ciudadano”.  

Fuente
Sistema Integrado Digital