19 Mayo 2016 06:38 AM

Declarada la emergencia sanitaria en tres municipios de Cundinamarca

La emergencia sanitaria fue declarada por posible vertimiento de sustancias tóxicas en cuerpos de agua. Más de 19 personas resultaron intoxicadas por la presencia de un fungicida en un hospital del municipio de La Calera.
El gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel, decretó la emergencia sanitaria en La Calera, Sopo y Tocancipá, por posible vertimiento de sustancias toxicas en cuerpos de agua ubicados en la jurisdicción del municipio de La Calera.
 
Mediante el decreto No. 166 del 18 de mayo de 2016, el mandatario cundinamarqués determinó que la medida atiende el informe presentado por la Unidad Administrativa Especial de Gestión del Riesgo y del Desastre (Uaegrd) de Cundinamarca, según el cual los cauces de las quebradas Manantial, Truchera  y los Trinos, así como aquellas otras que puedan resultar afectadas, se encuentran contaminadas por elementos potencialmente peligrosos para la salud.
 
"La declaratoria de emergencia sanitaria busca salvaguardar la seguridad, salubridad y vida de los habitantes de los sectores afectados o en riesgo, por lo que resulta menester y necesario que el Gobierno Departamental en coordinación con las autoridades locales municipales y la fuerza pública adopten medidas tendientes a lograr la protección de la ciudadanía cundinamarquesa", se indicó.
 
La medida tendrá una duración de  15 días, contados a partir de la fecha de vigencia del Decreto, término durante el cual se aplicarán las disposiciones del régimen propio para las situaciones de emergencia, término el cual podrá ser prorrogado si las circunstancias así lo ameritan.
Fuente
Sistema Integrado Digital