Peatonalización Carrera Séptima
Peatonalización Carrera Séptima
Inaldo Pérez - RCN Radio
3 Oct 2018 12:12 PM

Contratista de peatonalización de Carrera Séptima habría dejado tirada la obra

IDU confirmó sanciones en contra del concesionario Peatones Go.
Mateo Chacón
Mateo
Chacón
@DMateoChacon

El proceso de peatonalización de la Avenida Carrera Séptima entre la Avenida Jiménez y la Calle 26 estaría en serios problemas, luego de que el consorcio Peatones Go, encargado de la obra, habría abandonado la obra, según recientes denuncias. 

Ante esto, La FM se comunicó con el Instituto de Desarrollo Urbano IDU. La entidad aseguró que en este momento el contratista atraviesa un proceso sancionatorio por incumplimiento del contrato.

Hace unos meses consorcio Peatones Go anunció que tiene serios problemas financieros que le impiden continuar con la construcción. Por este motivo, el IDU aseguró que se analizan varias alternativas para salvar la obra, entre ellas, encontrar un nuevo socio que se encargue de finalizar la obra inyectando un importante capital entre los $3.000 y $3.500 millones.

Ante esto, el exsenador Carlos Fernando Galán, quien aspira a la Alcaldía de Bogotá, lamentó el abandono de la obra y recalcó que el contrato fue firmado en la administración de Gustavo Petro, lo cual fue interpretado por muchos como una forma de sugerir que las demoras de la peatonalización obedecen a motivos políticos: 

"El contratista encargado de la peatonalización de la Carrera Séptima, en el centro de Bogotá, dejó tirada la obra. Ese contrato fue adjudicado por la administración de Gustavo Petro. Lamentable".

La obra fue firmada a finales del 2015, mientras Petro todavía era alcalde de la ciudad. Sin embargo, dio inicio hasta abril del 2017, según el IDU, porque todavía faltaban nueve estudios necesarios para iniciar con la construcción. Esto quiere decir que este corredor duró más de un año sin ser intervenido a pesar de que el contrato ya había sido adjudicado.

El proyecto cuenta con una inversión de 41.821 millones de pesos y contempla la creación de cerca de 1,1 kilómetros de ciclorruta, así como 33.520 metros cuadrados de espacio público.

Desde hace unos meses la ciudadanía denunció que gran parte de la maquinaria fue retirada del sector, y actualmente son unos pocos obreros los que hacen presencia en el sector.

Las demoras en el proyecto han causado el malestar de la ciudadanía. Según transeúntes y comerciantes, la polisombra ha favorecido el aumento de los índices de inseguridad, y además dificulta el paso de peatones ante la cantidad de público, vendedores ambulantes y artistas callejeros que proliferan en la zona.

En el momento en que Peatones Go anunció sus problemas financieros, la obra tenía un avance del 36%, lo que representa un atraso del 16% según el cronograma del IDU.

Fuente
Sistema Integrado Digital